Muchas veces los viajeros de larga distancia nos preguntamos la razón por la que las compañías aéreas no bajan sus tarifas y podemos acceder de una manera más asequible a los vuelos de larga distancia. Lo mismo piensan también las compañías aéreas, conocedoras de los beneficios que tendría para ellas, abriéndose un abanico de posibles pasajeros bastante importante.

Norwegian Air quiere hacerlo posible, los primeros destinos serán Nueva York, Los Ángeles. Si tienen éxito la compañía noruega tiene en mente ampliarlo a más destinos. Buen comienzo el hacerlo a unos destinos tan solicitados y que ayudarán a ir viendo la evolución de esta interesante propuesta.

Anuncios
Anuncios

La clave del tema está en la nueva generación de aviones que reducen y mucho el consumo.

El Boeing Dreamliner es el avión por el que ha apostado la compañía, directamente dicen que con otros aviones no les salían las cuentas, la reducción del consumo podría abaratar los costes operativos de los vuelos en un 50%. La misma evolución tuvieron los vuelos de corta y media distancia que bajaron ostensiblemente las tarifas y que permitieron la creación de nuevas compañías y vuelos que han dinamizado de una manera ostensible el turismo en todas sus facetas. 

Ryanair, una de las más famosas compañías "Low Cost", también está detrás del tema e interesado en los vuelos de larga distancia, la clave, según la aerolínea, es que puedan comprar una flota a buen precio de aviones para ponerse manos a la obra con un negocio que podría reportar muchos beneficios.

Anuncios

Los escépticos dicen que is Ryanair no lo ha intentado ya es que no hay absoluta seguridad de que algo así llegue a buen puerto.

Vamos a las cifras, la compañía compró 7 dreamliners que ascenderán a 17 en 2018. El precio de un 787-8 es de 218 millones de dólares que se rebajan en un porcentaje al contar las aerolíneas con descuentos. Un vuelo de Londres a Nueva York cuesta del orden de 90.000 dólares por trayecto costos totales incluidos. Para que tenga rentabilidad para la compañía (del orden de un 4 %) debería salir por uno 350/380 dólares. Los aviones deben estar unas 18 horas de funcionamiento al día para que la operación sea viable. La compañía apuesta fuerte, pero el objetivo si sale bien merecerá la pena.