El pasado 14 de septiembre se celebró en Madrid la Mercedes-Benz Fashion Week, que por primera vez salía de Ifema a la calle con dos desfiles. La semana de la #Moda comenzó con un desfile de la diseñadora María Clè Leal y Ecoembes en los Jardines de Cecilio Rodríguez de El Retiro.

La organización medioambiental junto a la diseñadora, presentaron la colección "Cristalinos", que nace del certamen "El Laboratorio". Dicho concurso, en el que la organización pretende dar visibilidad a la innovación y sostenibilidad en el área de la moda, fue ganado por Clè Leal. Ésta demostró que con siluetas que no se ajustan al cuerpo y el 80% de tejidos elaborados a través de material reciclado, haciendo más sencilla la movilidad, se puede compatibilizar la moda y la sostenibilidad.

A su vez, Etxaburu (firma de calzado) presentó junto a Ecoembes "Better Than Ever", también ganadora del certamen "El Laboratorio", pero esta vez en la categoría de complementos y no en la de moda. Lo más llamativo de la colección es que la huella ecológica que deja es cero, los artículos están elaborados a partir de piezas de madera de derribos, poda y metacrilato.

Moda sostenible

No existe una única definición para el concepto, cada diseñador, firma o marca le da una diferente. Sin embargo, todas tienen en común que se sostienen sobre 3 ejes: económico (salarios, consumo responsable...), social (condiciones laborales, seguridad...) y ecológico (reciclaje, materiales, huella ecológica...); y no únicamente sobre el medio ambiental como se ha creído tradicionalmente.

Su origen puede situarse dentro del diseño #Sostenible, que calcula el impacto sobre dos de los ejes (ambiental y social) que el artículo tendrá a lo largo de su ciclo vital.

También conocida como Slow Fashion comenzó a dejarse escuchar en 2007 cuando se empezó a tomar conciencia del impacto que la industria de la moda tiene y podría generar a largo plazo en la industria de la moda.

España a la cabeza

El país es el líder europeo dentro de la industria de moda sostenible y como representante cabe destacar la figura de la diseñadora María Almazán. La diseñadora, junto con el equipo que compone su firma, Latitude, no ha olvidado ningún eslabón en la cadena de producción ni ninguna empresa con las que trabaja.

Además, la conocida marca de Inditex, Zara, se ha sumado a la iniciativa sostenible con la colección "Join Life". Pero no son solo las 20 piezas las que ponen el sello de Slow Fashion, sino todo el proceso que su elaboración, distribución y venta conlleva (tiendas ecoeficientes, recogida de ropa con ONG's, paquetería reciclada...). #Fashion Week