Los tiempos cambian, y esto se acelera con más rapidez por culpa de los avances tecnológicos. Hoy en día, pocos son aquellos que leen ya #Revistas en papel. ¡Por no hablar de las revistas de #Viajes!

Las revistas de viajes han existido desde hace más de 37 años en España, desde la creación de la primera revista Viajar en 1978. Si vamos mañana a un quiosco, dentro de nuestro territorio nacional, no vamos a encontrar a más de 20 revistas de viajes diferentes en español. Desde 1978 hasta los días presentes, se crearon alrededor de 40 revistas, siendo Orizon la última novedad bimestral en el mercado, desde el año 2012. Y qué pena, por el contrario, que algunas como Siete Leguas ya no se publiquen.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, las razones de todo esto son muy sencillas. Una de las principales novedades relacionadas con éste área hoy en día, es que los fotógrafos de viajes están cambiando el mundo de la imprenta por el mundo digital, ya que los lectores prefieren dicha plataforma a la hora de comprar o leer revistas. Además de ello, la mayoría de revistas de viajes 'obtienen' las fotografías necesarias del destino que les hiciera falta, desde instituciones de turismo o de viajes. Claro, de esta manera les sale más barato, o incluso gratis, ya que muchos jóvenes, becarios y nuevos en este mundo, quieren lograr algo de experiencia también. Esto hace que todos aquellos fotógrafos que viajaban alrededor del mundo como trotamundos, se queden ya tranquilitos y sin trabajo. ¿¡Qué bien, no!?

Entonces todas las revistas de viajes españolas no incluyen imágenes originales, sino lo 'típico'.

Anuncios

Pues no es de extrañar que la gente ya no quiera comprar dichas revistas. Uno se cansa siempre de lo mismo y el ojo humano desea experimentar cosas nuevas, en lugar ser un mero observador de ilustraciones improfesionales. ¿Cuál es el resultado de esto? El declive del mercado de la imprenta.

Hoy por hoy, las historias se pueden decir de diferente manera. Desde la aparición del iPad en 2010, las casas editoriales han experimentado diferentes formas para crecer. Es más, con Facebook, Twitter, o incluso cualquier blog de viajes, toda la información aparece en la misma cantidad de contenido, por menos esfuerzo económico. Por lo tanto, algunos expertos han pronosticado la 'muerte' de las revistas impresas. Otros afirman que siempre habrá esa necesidad de sentir el papel entre los dedos. Según Kafka (2010), herramientas como los iPads pueden traer nuevas posibilidades y hacer caer las ventas en papel, pero "nunca conseguirán sustituir el olor de recién impresas páginas".

¿Existe entonces futuro para las revistas de viajes en papel? La respuesta es, desafortunadamente, negativa.

Anuncios

Solo habrá algunas pocas revistas que sobrevivirán. Hablamos de un máximo de 5. National Geographic, Lonely Planet, Condé Nast Traveller, Geo o Viajes (conocida también como National Geographic Traveller) pueden ser algunas de las que no se perderán en el olvido. En cualquiera de los casos, esperemos que esta tensión que lleva existiendo y continúa actualmente en el sector, consiga hacer que las compañías se esfuercen más, para que puedan crear productos con mejor calidad y adaptabilidad para el lector.