Estudios realizados durante el último siglo han confirmado que las mujeres consumen tanto alcohol como los hombres en la actualidad. Antes de haberse conocido los resultados de dichos análisis, el hombre se situaba un 12% por encima del género femenino en el #consumo de alcohol. Tras ser revelados los datos, los porcentajes se equiparaban, quedando esta cifra reducida al 3,5%.

A pesar de que estas investigaciones de alcance mundial, han comenzado a notar el incremento a partir de 1966. Ha sido en los adultos más jóvenes en los que se ha evidenciado el cambio con mayor notoriedad, siendo las mujeres nacidas a partir de 1981 las "bebedoras contemporáneas". Además, uno de cada tres pacientes registrados en los centros de rehabilitación es mujer.

Anuncios
Anuncios

Sin dejar de barajar datos reales, vamos a intentar leer entre líneas la siguiente reseña, no menos importante por ser la última citada, relacionando esta nueva conducta con importantes lecturas de tendencia social, buscando significados más allá de las meras estadísticas. 

El perfil de mujer con tendencia al alcoholismo coincide con una mujer con formación universitaria, activa y de alto poder adquisitivo, entre 30 y 40 años de edad. "El producto estrella" es el vino entre este grupo de exitosas féminas, que se agarran a la copa como la sota, alzándola en señal de triunfo, sin saber que no es más que un cúmulo de estrés y una necesidad de escapar del frenético y moderno ritmo de vida adquirido. Cada vez más cerca del "macho alfa".

Esta importante metamorfosis denota una clara e inminente evolución en lo que a #igualdad de géneros se refiere, no por el consumo de la sustancia en sí, que no deja de ser una dañina droga, sino por el necesario movimiento social que, para llegar a este cambio en las cifras, ha tenido que mover antes tanto y tanto.

Anuncios

Escribiremos acerca de los baremos mientras siga existiendo ese 3,5% de diferencia y otros tantos por ciento más que reflejan la desigualdad que discrimina a los seres humanos según el sexo.

No obstante, es vital informar de que el exceso de consumo de alcohol provocó 5 millones de muertes en el mundo y su ingesta está implicada en un 30-50% de los accidentes de tráfico. ¡Brindemos por la igualdad y por un consumo responsable y moderado!