El escote que Paula Echevarría lució durante su asistencia nocturna al Festival de Victoria la semana pasada fue el que hizo que saltaran todas las alarmas y provocase una verdadera revolución online que utiliza su nombre como punta de lanza. Una periodista manifestó su desavenencia con la actriz en un artículo posterior, aludiendo a que no necesita enseñar "carne" para llamar la atención, que ya es guapísima de por sí. La reflexión continuaba mencionando a algunas de las 'guapas de la tele' que, por lo general, optan por lucir curvas cuando los modelos que visten se prestan a ello. Cristina Pedroche, Anna Simón o Pilar Rubio son algunas de estas espectaculares mujeres cuyo escote suele ocupar numerosas portadas en determinados medios de comunicación.

Anuncios
Anuncios

La nota discordante llegaba entonces de los detractores del artículo en cuestión, que con todo lujo de detalles expresaban las razones que tenían ellos para defender la opción de Paula, de Cristina y de Pilar de lucirse como mejor les parezca. Ellas no solo son "mujeres reales", calificativo que siempre me ha llamado la atención por lo absurdo del significado en sí (como si las demás fueran de cartón), sino que bien por genética o bien por sacrificio han elegido conservar ese llamativo físico (en muchos casos también, porque se trata de una herramienta más de trabajo).

En línea a esta polémica leía yo una carta de otra joven que consideraba denigrante hacia ella el hecho de que se criticase tanto la talla XS, porque como nos recordaba, "hay mujeres pequeñas, de constitución muy delgada, que visten XS".

Anuncios

Una de ellas, esta vez embarazada, hacía todo un ejercicio de reflexión y pedía un poco de comprensión a todos aquellos que la miraban mal por cuidarse mientras estaba esperando un bebé, por hacer ejercicio y conservar una talla pequeña, ya que, como ella misma asegura, su bebé está perfectamente. 

Tanto hemos querido condenar los excesos por un lado que casi caemos en algo mucho peor. Cuidarse no es malo, como tampoco lo es lucir un buen escote si te sientes a gusto con él, lo que sí resulta bochornoso es sentirse con derecho a hablar (y criticar) todo aquello que no es como tú consideras oportuno.  #PaulaEchevarría #mujeresreales #TraslapistadePaula