Los artistas preferidos del rock y heavy metal se destacan siempre por crear #Música fabulosa, coleccionar fanáticos alrededor del mundo y mostrar mucho, muchísimo amor por el alcohol y las bebidas fuertes. De hecho, es un estigma que han tenido que cargar desde la popularización de estos géneros musicales, creándose una fama de borrachines adictos al licor, situación donde no son precisamente escasos los ejemplos de historias de rehabilitación y caída en desgracia por el exceso de consumo de licor, concluyendo con la muerte en algunos casos. Después de todo, ganarse la vida por la venta de discos, giras, fiestas y por toda la parafernalia que caracteriza el mundo de la música dura facilita la compra de mucho aguardiente y cerveza.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, se está volviendo frecuente que los músicos metaleros aprovechen la pasión por el alcohol desde un punto de vista más emprendedor y menos consumista. Cada vez es mayor el número de bandas que ingresan en la industria del licor para plantar su nombre e imagen a una nueva bebida que sale al mercado.

¿Vender playeras?, ¿para qué?, todos lo hacen, pero tu banda se vuelve más cool si agregas cerveza a tu catálogo de productos. Casi todos los grupos conocidos que ingresan a la industria licorera la eligen como el placer etílico que hay que ofrecer a los fans. Uno de los casos más conocidos es la “Trooper” de los legendarios Iron Maiden, que cuenta con una página web incluida, y en cuyo proceso de elaboración ha participado el propio cantante del grupo británico Bruce Dickinson.

Anuncios

Como si no fuera suficiente con ser piloto, esgrimista experto, y uno de los cantantes más aclamados de la historia.

Otro de los ejemplos más sorprendentes de bandas que se convierten en vendedores de bebidas alcohólicas es Opeth. Las canciones de estos suecos están muy lejos de hablar sobre borracheras y fiestas pero Mikael Åkerfeldt y compañía están satisfechos con ofrecerles a sus fans no una, sino dos cervezas: La “Opeth Imperial Stout”  conteniendo un 9.2% de alcohol; y “Pale Communion”, homónima del último álbum de estudio de este grupo, que saldrá al mercado este 22 de abril.

Mastodon, Pearl Jam, AC/DC, y los recientemente disueltos Motörhead son también algunos “embajadores” del consumo de cerveza, sacando sus marcas con peculiaridades y resultados diversos, pero con la misma invitación a sus fans de tomar un trago que lleve el sello de su banda favorita.

Pero puede que no todos los grandes del metal se vayan por los gustos cerveceros. Los escalofriantes miembros de Ghost añadieron a su creciente mercancía el vino “Papastrello”, un producto que, aunque con limitada comercialización en el país origen de la banda, Suecia, se añade como parte de la personalidad, muy peculiarmente misteriosa, de los polémicos y macabros “nameless ghouls”.

Anuncios

La promoción de una bebida alcohólica es una tendencia comercial cada vez más recurrente entre las bandas heavies. Puede que sea una moda mercantil, o una manera diferente de mantenerse cerca de la afición, pero confirma que el licor sigue siendo un detalle de identidad vigente en el mundo del rock. #Alimentos #Vinos