Kiko Rivera, hijo de la famosa tonadillera Isabel Pantoja, continúa con su hasta el momento exitosa carrera artística musical. Su nuevo tema, titulado “Sangre caliente”, ya es un viral en #Internet y demuestra con cifras que está siendo todo un éxito: tres días después de su publicación el 15 de enero de 2016, el single ya había llegado al millón y medio de reproducciones en YouTube. Poco más de una semana después, el videoclip está casi en los dos millones de reproducciones.

El menor de los hermanos varones Rivera ha sorprendido en este último videoclip con la incorporación en el elenco de “actores musicales” a sus hermanos Fran y Cayetano Rivera, su hermana Isabel “Chabelita” Pantoja, y su prima Anabel Pantoja, en un papel peculiar: el de vampiros ávidos de sangre en lo que se presume como una “discoteca vampírica”, cuyo atrezo original sin duda ha querido dar más sentido al título del nuevo tema (Sangre caliente).

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, si algo ha caracterizado el trabajo de Kiko Rivera desde que empezó su carrera como Dj y cantante, es por recibir un continuo aluvión de críticas, la mayoría enfocadas a sus carencias musicales y de suplir éstas aprovechando el “famoseo” de ser hijo de Isabel Pantoja para tener la oportunidad de no solo iniciarse en este mundillo, sino también de triunfar en ello pese a su déficit de talento.

En este último videoclip, las críticas se ensañan sobre todo en la utilización de Autotune, procesador de audio que ayuda a corregir tonos de la voz, en su mayor medida utilizado para suplir incorrecciones vocales. Al parecer, este instrumento es algo de lo que ha abusado el cantante desde sus inicios, y lo que irrita precisamente no es que se utilice para “corregir" sino de “suplir” el hecho de que Kiko, como muchos dicen, "no canta nada".

Anuncios

El peculiar escenario sobre el que ha presentado el nuevo tema, es decir, a lo que al “ambiente vampírico” se refiere, la palabra con la que más identifican algunos es con “ridículo”. A todo esto no se olvidan los insultos comunes que Kiko ha recibido usualmente desde su consolidación como personaje mediático en España (participación en programas como Salvamé o realities como GHVIP) dirigidos sobre todo a su aspecto físico, algo que él mismo se ha tomado con humor.

Kiko Rivera no parece estar afectado por dichas críticas, todo lo contrario: él sigue confiando en el “trabajo” y “ganas” para hacer lo que le “apasiona”, seguir cosechando éxitos y sobre todo, hacer que la gente baile y disfrute con su #Música, que es lo que realmente le hace feliz. #Redes Sociales