Tener un colchón de fondo es esencial para poder afrontar los imprevistos que a veces surgen y nos dejan la cuenta corriente temblando. ¿A quién no se le ha estropeado el coche, un electrodoméstico o a tenido cualquier gasto improvisto que le ha supuesto tirar de cartera y dejarla temblando? Gracias a este método podremos ahorrar lo suficiente para tener in colchón económico que nos ayude a afrontar cualquier imprevisto económico que se nos ponga por delante. Este método nos creará a la vez una rutina para ahorrar dinero, la conciencia de no gastar mucho y nos ayudará a economizar en nuestro día a día de una manera muy sencilla.

Se trata de ahorrar poco a poco semanalmente.

Anuncios
Anuncios

El dinero apartado para conseguir el colchón económico que tanto deseamos lo iremos sustrayendo de diferentes actividades que cambiaremos. Por ejemplo: ir andando en vez de coger el transporte público, suscribirte a tu revista o periódico favorito en vez de comprarlo cada día, llevar la comida desde casa en vez de comprarla, ahorrarnos el café o llevarlo de casa, comprar productos o packs más baratos cuando hacemos la compra... Pequeñas acciones que día a día suman mucho a la semana.  Pero tranquilos no las implantaremos de golpe, poco a poco.

El proceso es semanal. Normalmente se va subiendo un euro semanalmente pero el dinero a retirar se puede varían conforme a nuestros ingresos. La forma por la que se ahorrará es la siguiente:

Semana 1: retirar 1 euro

Semana 2: ahorrar 2 euros

Semana 3: ahorrar 3 euros

Y así sucesivamente hasta llegar a la semana 52 en la que, si hemos elegido esta modalidad de dinero, tendremos que ahorrar 52 euros.

Anuncios

Si nos ceñimos a este plan, conseguiremos ahorrar en un total 1.378 euros en un año. Un colchón económico más que suficiente para imprevistos. Sin embargo habremos ganado mucho más,  ya que habremos conseguido inculcarnos la habilidad de ahorrar. De fijarnos en los pequeños detalle y gracias a ello poder disponer de lo que queremos a un precio considerable.

¿Estás preparado para aceptar el reto?

  #Calidad de vida #Ahorro #La economía hoy