Si eres una completa fanática de la estación invernal, entonces nada mejor que animarte a darle una oportunidad a esta temporada como anfitriona para la celebración de tu boda: a pesar del frío, el invierno es un momento del año que inspira calidez y que nos invita a pasar tiempo con nuestros seres queridos, por lo que resulta una época mágica para contraer nupcias y sellar ese lazo de amor que compartimos con nuestra pareja.

Boda en invierno: que tener en cuenta

Celebrar una boda en invierno puede ser una de las mejores decisiones que tomemos en nuestra vida, sobre todo si nos agrada el frío y si somos fanáticas de esta estación: además de su belleza innata y de lo mucho que tiene para ofrecer, el invierno también tiene otros beneficios como una mayor disponibilidad de salones y sitios para la ceremonia, precios más económicos en proveedores en virtud de la temporada baja, y muchas ideas de #Decoración que nos guiarán hacia la fiesta perfecta de bodas.

Anuncios
Anuncios

La decoración en bodas de invierno

La decoración y la organización de una ceremonia nupcial es uno de los pilares fundamentales para que cualquier boda salga perfectamente bien: el invierno puede presentar algunos desafíos en este aspecto, pero lo cierto es que no faltan las tendencias ni los consejos de los expertos sobre el tema para ayudarnos a salir de la encrucijada y planificar así la mejor boda invernal de todos los tiempos.

Superficies largas y espacios amplios

Un básico en la estética de las bodas invernales tiene que ver con los espacios amplios y la incorporación de mesas largas y espaciosas. A la hora de decorar dichas superficies, podemos jugar un poco con la imaginación e introducir centros de mesa con golosinas y agasajos deliciosos; además, podemos añadir flores o frutas de estación para ponerle ese toque de color que toda boda necesita.

Anuncios

Crea paisajes en tu boda

Desde provocar una especie de lluvia, de nieve artificial hasta llenar las paredes del sitio con estrellas falsas o luces blancas brillando intermitentemente, existen un sinfín de posibilidades para crear paisajes y preciosas vistas decorativas en tu boda de invierno. Además, te recomendamos añadir cortinas ligeras de gasa blanca en los rincones, esto dará una sensación de elegancia y modernidad increíble.

Elementos infaltables en tu boda

Para una ceremonia de invierno, no deberán faltar los objetos a base de cristal, las velas encendidas, los candelabros y los elementos a base de porcelana. En cuanto a los tonos y colores que debemos aprovechar en esta temporada, lo mejor es que te decantes por combinaciones como el gris y el blanco, el negro y el celeste o algo un poco más jugado como el blanco, el gris y la lavanda.

Sillas con o sin decoración

Para las bodas de invierno, existen dos alternativas decorativas en cuanto a las sillas: por un lado, tenemos las “Tiffany” que son sencillas y que no llevan ningún tipo de cobertura; por el otro, podemos optar por las tradicionales sillas cubiertas con tela utilizando tonos como el negro o el blanco para crear armonía con el resto de la decoración.

Anuncios

  #Moda #Cultura Madrid