Llega septiembre: vuelta al cole, vuelta al trabajo, en definitiva, vuelta a la rutina. Hacemos el transcurso de dejar de lado la playa, la buena vida, los días festivos y las vacaciones con nuestras gafas de sol y nuestro coctel en mano.

Pero con ello empiezan también nuestros dilemas con la ropa, comenzamos un mes en el que las temperaturas siguen siendo cálidas, pero ya observamos en todas las tiendas de #Moda un cambio en los colores, menos estampados y tonalidades más frías y menos alegres, también tejidos más gruesos y por ello más otoñales. Y este año llega pisando fuerte el color naranja.

 La vuelta a la rutina supone un pequeño cambio en nuestro outfit diario

Al cambiar nuestra rutina, dejando un tanto aparcada la festividad veraniega, nos apetece cambiar nuestro dress code y adecuarlo también a la nueva estación que se nos avecina.

Anuncios
Anuncios

Pero ¡tranquilidad! No hace falta renovar íntegramente nuestro armario para vestir diferente.

El truco es empezar a desempolvar de nuestro armario las prendas más it, que nos aporten frescura y que al mismo tiempo podamos combinar con nuestra ropa veraniega menos estampada.

 

Así pues, iremos haciendo paulatinamente la transición al inminente otoño, al mismo tiempo que utilizaremos también para ello muchos accesorios, por ejemplo con tonalidades marrones o negras, tachuelas etc.. Esto nos ayudará a crear un look acorde siempre con nuestro estilo, low cost y yendo al mismo ritmo de cambios que nuestra moda.

 Prendas perfectas para el tiempo inestable

Así las cosas, no podemos olvidarnos de esa prenda que en ésta época del año es importantísima, sobre todo para las tardes noches. Las cazadoras, chaquetas, blaisers o rebecas, un elemento fundamental de nuestro fondo de armario y que de tantos aprietos nos sacan un sinfín de veces ¡no podemos vivir sin ellas!.

Anuncios

Junto con estas prendas fetiche, este año se ha sumado la moda del kimono, con y sin flecos, causando mucho furor y que esperemos no llegue como algo efímero, sino que resista años en el mundo de la moda. Dado que nos da un carácter muy alegre a nuestro vestuario, es muy versátil y podemos combinarlo con un gran abanico de posibilidades a la hora de vestir, tanto de manera casual como de forma más elegante.