Tras casi una semana de rebajas de verano, vemos que el periodo iniciado el pasado 1 de julio y comprobando como el día anterior al pistoletazo de salida de descuentos "fuera de serie" muchas las tiendas ubicadas en centros comerciales o en céntricas calles de las diferentes ciudades, colgaban carteles anunciando sus ofertas entre el 30 y el 50%, aunque luego al entrar en el local en cuestión embelesador por tales precios en aquel objeto que tanto nos gustó en el escaparate veamos otra versión de la rebaja anunciada y, nos encontremos en algún que otro caso, con un pequeño chasco: que el descuento no es del 50%, sino aquello tan típico ya de "descuentos hasta del 50%".

Anuncios
Anuncios

No en todos los comercios pasa esto, pero esta picaresca para atraer al personal a comprar, sigue estando muy latente actualmente.

Muchos comerciantes esperan recuperarse de la sequía de las ventas que han tenido esta primavera y que las rebajas sean su salvación. Bien cierto es que han sido cautos y durante toda la temporada no han tenido grandes estocs para evitar sobrantes excesivos, por lo que se prevé que sea un campaña algo más corta que en anteriores ocasiones.

En las grandes ciudades como Barcelona, se sigue viendo aquella imagen de gente haciendo cola en un conocido y céntrico centro Comercial, esperando algo apretados junto a la puerta de entrada a que llegara la hora clave, las diez de la mañana, momento en que las puertas de dicho centro se abrieran al público.

Anuncios

Tras este instante, se inicia la carrera hasta el lugar donde días anteriores estas personas vieron aquellos zapatos, vestidos o camisas que tanto les gustó, con la esperanza de ver que el precio de rebajas era bastante más bajo que días atrás.

Las calles colindantes a este centro también se llenaron rápidamente de gente barcelonesa y de muchas decenas y decenas de turistas, quienes ven en estas rebajas, otra variante de ocio en la ciudad que visitan. Desde la Confederació de Comerç de Catalunya se asegura que este verano vamos a tener las mejores rebajas después del verano del 2008.

Es bueno recordar los consejos de la Organización de Consumidores (OCU), quienes recomiendan que antes de ir a las rebajas: tener un presupuesto definido para evitar así compras de caprichos innecesarios que luego no se utilizarán y será dinero gastado en vano. También recomienda mirar antes el armario para ver que es realmente lo que necesitamos comprar e ir a comprar de miércoles a viernes (en la medida de lo posible) para evitar aglomeraciones, sofocos y largas colas en la caja del establecimiento.

Así que en rebajas ya sabes… busca, compara y si encuentras una ganga, llévatela o alguien seguro que lo hará en tu lugar. #Moda