Hacerse un selfie es algo ya tan natural como ir hablando con el móvil por la calle a gritos, al principio nos parecía ridículo, pero hoy día ya nos resulta indiferente.  Se prestan a estas "autofotos" tanto gente joven como más madura, tanto famosos como anónimos, tanto desinhibidos como tímidos, pero esta nueva moda no queda ahí.

Ahora está de moda fotografiar los momentos más íntimos de la pareja con la moda “Sex selfies”, que no consiste en otra cosa que hacerse un selfie a la vez que se mantienen relaciones sexuales, ojo con la posturita que hay que adoptar para ello. Pero no contentos con hacerse el mejor selfie del momento en cuestión, acto seguido lo cuelgan en internet para que a nadie le quede dudas de que ellos también lo hacen y lo “superbien” que se lo están pasando.

Anuncios
Anuncios

¿Qué ya se ha acabado? No pasa nada, la diversión continúa, vamos al por el “Selfie after sex”. Una vez han terminado las relaciones sexuales nos hacemos otro selfie con el resultado reflejado en nuestra expresión y lo subimos también a las redes para que nuestros seguidores opinen. Incluso algunos se atreven a explicar como notan su piel de suave en ese momento, que se ven más guapos, que el pelo está más brillante o que ahora la pareja funcionará mejor.

Bajo un hashtag seguido de la palabra aftersex, podemos ver todos los selfies subidos a Instagram, que es la red social más utilizada para estas fotografías, aunque también nos las encontraremos en Twitter y Facebook, donde diferentes parejas exponen su intimidad públicamente. Encontraremos algunos selfies que tratan de ser cómicos, en los que el protagonista se fotografía con su mano, con una almohada o con algún muñeco.

Anuncios

También nos encontraremos con algunos muy tiernos y con otros realmente desagradables, acompañados de comentarios igual o más desagradables todavía.

Esta moda nació en Europa, pero actualmente está haciendo furor también en Latinoamérica. Los “Sex selfies” y los “Selfies after sex” están creando grandes debates sobre los límites de la privacidad de las personas, ¿Vale todo en internet?. Pablo Barraza es psicólogo en el Centro de Estudios del Estrés y la Ansiedad Hemera, cree que esta nueva moda no deja de ser una prolongación de los ya clásicos selfies, y su objetivo es llevar un punto más allá la exposición de la vida privada, algo que cada día vemos más normal, ya que en esta era de las #Redes Sociales el mensaje transmitido es que para existir hay que ser visto. Y tú que opinas ¿Te atreverías?