Anna Citelli, graduada en la Academia de Bellas Artes de Bari, Italia, y Raoul Bretzel, diseñador industrial, son los creadores de "Cápsula Mundi". El proyecto es el primero en promover la realización de cementerios verdes en Italia. "Cápsula Mundi" es un contenedor, al igual que un huevo, hecho con material de fécula o almidón plástico en la que el cadáver se pone en posición fetal. Esta cápsula se planta como una semilla en el suelo con un árbol en la parte superior de la misma. El árbol se elige cuando la persona está viva. El cementerio ya no estará lleno de lápidas y se convertirá en un bosque sagrado.

Como diseñadores se preguntaron, ¿porque la sociedad vive alejada de la naturaleza? Con este proyecto vieron satisfechos sus objetivos.

Anuncios
Anuncios

Querían dedicar un trabajo al momento principal de la vida de las personas que amamos. La muerte es un paso misterioso, delicado e inevitable. "Los muertos no pueden ser solo un problema técnico y la muerte no puede ser tratada como un tabú. Independientemente de la religión de cada uno y de la cultura que se tenga, la muerte es algo biológico, y es para todos por igual. Con este proyecto reflexionamos cuán distantes estamos de la naturaleza."

El árbol simboliza la unión entre la tierra y el cielo, entre lo material y lo inmaterial, entre el cuerpo y el alma. El mundo de las plantas es el elemento de contacto entre nosotros. Para producir un ataúd hoy, debes derribar un gran árbol, a veces son de maderas preciosas. De esta forma lo que estamos produciendo es un precioso y majestuoso árbol que crecerá lentamente como un ciclo de la vida a partir de nuestras células.

Anuncios

Este sistema será útil para la humanidad por más de 40 años, sin embargo un ataúd se podrirá en pocos días.

El material de la cápsula es 100% biodegradable, y crear un bosque con diferentes especies será un lugar para recorrer y aprender de la diversidad de especies de árboles. Crear un bosque así, ayudará en lugares donde han desaparecido, formando nuevamente un mini pulmón para este planeta deforestado por una humanidad sin consciencia. Otra cosa buena es que quizás debido a implicación emocional del bosque, éste no sea estragado.

Esta idea viene de Italia, esperemos que otros países tomen ejemplo. Plantar árboles es algo muy positivo para el planeta, les aconsejo el libro "El hombre que plantaba árboles",que tiene una enseñanza muy profunda. #Ecología