Se espera que llegue al mercado el próximo otoño, aunque en los Estados Unidos, la organización Campaign for a Commercial Free Childhood (CCFC) ha pedido que se prohíba su venta. 'Hello Barbie' será la primera muñeca conectada a la red que cuente con un sistema de reconocimiento de voz de sus usuarios.

La idea es que este software, diseñado por la empresa ToyTalk, ayude a los más pequeños con el aprendizaje del lenguaje, ya que los niños podrán escuchar conversaciones previas grabadas e ir desarrollando habilidades. Pero hay quien no lo ve así y denuncia que el juguete podría servir de espía.

La muñeca funciona de una forma muy sencilla.

Anuncios
Anuncios

El niño tan solo tiene que pulsar un botón que activa un micrófono. Después, por medio de la señal Wifi, la voz se envía a un servidor de Mattel, donde se procesa el audio y se envía una respuesta personalizada.

Así, el juguete va aprendiendo los gustos e intereses de los pequeños, algo que luego la empresa podría utilizar para crear publicidad dirigida de manera mucho más efectiva a este sector e incluso enviar mensajes implícitos a través de la muñeca. Además, todos estos datos, quedarán almacenados durante dos años.

El nuevo modelo de Barbie, que se dio a conocer en la Feria del Juguete 2015 en Nueva York , tendrá un precio de unos 72 euros en España. Aunque eso si se llega a poner a la venta en las superficies de nuestro país. De momento la polémica está servida. Las asociaciones de consumidores y usuarios de los Estados Unidos no están dispuestas a dejar que la muñeca salga de su almacén.

Y es que, al parecer, según señala la página web fayerwayer.com, el tema del espionaje a través de las nuevas tecnologías que usamos a diario "aunque puede sonar a una paranoia extrema, es bastante viable".

Anuncios

El problema de invasión de la privacidad de 'Barbie Hello' no es algo nuevo. Ya se dio anteriormente primero con Kinect de Microsoft y posteriormente también con las Smart TV de Samsung, e incluso con los Iphone de Apple. Desde luego, para echarse a temblar.