Ya no queda nada para el día más especial del año, San Valentín. Y como siempre en estas fechas, todos los que tenemos pareja nos volvemos locos pensando qué regalo hacer, algo que sea original y que le guste, pero sobretodo en estos tiempos de crisis, que sea barato.

Muchos son los que piensan que San Valentín no debería celebrarse, que se trata de un invento de los grandes almacenes, una creación del consumismo para rellenar fechas y vacíos de demanda, que si de verdad quieres demostrar tu amor por tu pareja no tienes que hacerlo un día en concreto, sino todos los días.

Pero vamos a centrarnos en qué regalar. Puesto que el amor no se compra con dinero, no es necesario gastarse una barbaridad en un regalo por tratarse sólo del día de San Valentin.

Anuncios
Anuncios

Se pueden hacer multitud de regalos baratos y bonitos a tu pareja, o incluso citas románticas que no conlleven un gasto excesivo.

Una buena opción para hacerse con los mejores regalos son aquellos que se hacen con las propias manos, que sea uno mismo el que prepara algo especial. Entre estos puedes optar por grabar un CD con vuestras canciones preferidas, regalar una rosa o bombones, detalles más típicos pero que están al alcance de todos.

También si sabes coser, dibujar, o hacer alguna manualidad (a las chicas cualquier chorrada nos encanta) puedes regalarle a tu pareja una prenda de vestir como una bufanda, un retrato, una foto vuestra con algo escrito en un marco bonito, hasta un joyero de macarrones de esos que hacías en el cole.

Y para vuestro chico, no os comáis la cabeza buscando un videojuego o cosas por el estilo.

Anuncios

A un hombre se le conquista por el estómago, así que preparad una buena cena y poneos lencería sexy, el éxito está asegurado.

Para los/las que no sois muy manitas, existen diversas páginas en Internet donde podéis comprar a precios muy asequibles detallitos para vuestra pareja, aunque lo mejor, en mi opinión, es disfrutar de una experiencia juntos, como un fin de semana en un hotel rural, pasar un día en un spa, o alguna excursión adrenalínica para los más atrevidos.