Pues bien, os daré algunas pistas para saberlo y explicaré cuántos tipos de bases existen en el mercado y para qué tipo de pieles funcionan mejor.

Para empezar os comentaré un poco sobre los tipos de pieles que podríamos tener.

Diferenciamos cuatro tipos de pieles, normal, seca, mixta o grasa. 

La piel normal se caracteriza por ser una piel lisa, hidratada y sin grasa. Un truco para diferenciarla es observar tu piel durante un día y comprobar si aumenta en algún punto del rostro la concentración de grasa o si, por el contrario, se reseca o aparecen pequeñas grietas. Para comprobar si tenemos grasa deberemos limpiarnos el rostro con un pequeño algodón, un trozo de papel o con tu propia mano, y observar si está húmedo, si es así, eso es grasa.

Anuncios
Anuncios

Normalmente tienen piel normal las personas jóvenes.

La piel seca se caracteriza por no estar bien hidratada, tener los poros finos, sentir tirantez en algún punto o tener pequeñas grietas. Una recomendación para este tipo de piel es hidratarla mucho con cremas hidratantes porque hay que recordar que este tipo de pieles son más propensas a tener arrugas.

La piel grasa, a diferencia de la piel seca, envejece más lentamente debido a la cantidad de grasa que se producen en las glándulas sebáceas. Ante el exceso de grasa, las glándulas se obstruyen y crean los puntos negros  Este tipo de piel necesita una mayor limpieza y exfoliación. Los productos cosméticos que utilicemos tienen que ser libres de aceite para que no se produzca el efecto de brillo en el rostro. Para reconocer esta piel en nuestro rostro basta con tocarnos la cara sin maquillar, si se te humedecen los dedos, la tienes grasa.

Anuncios

La piel mixta se caracteriza por tener el rostro con partes grasas y secas. Normalmente en estas pieles se acumula la grasa en la conocida zona T, esta zona comprende frente, nariz y barbilla. Es aconsejable utilizar productos libre de aceites.

 Los tipos de maquillaje son:

- Maquillaje fluido: este tipo de maquillaje se basa en su textura liquida, hay diferentes tipos de cobertura según la marca, que va desde una cobertura ligera, a una base muy cubriente. Es adecuada para pieles secas. Si tienes la piel grasa y te gusta este tipo de base, busca una Oil-Free (libre de aceite).

- Maquillaje en barra o stick: este tipo de maquillaje tiene una textura sólida y proporciona una cobertura muy alta, se puede aplicar con esponjas de maquillar. Este tipo de base se utiliza  para disimular cicatrices o como maquillaje de TV.

- Maquillaje en polvo: este tipo de base es adecuada para pieles grasas y podemos encontrar 2 subtipos que son polvos sueltos y compactos.

Los compactos se pueden encontrar con una textura cremosa o más dura, proporcionan una cobertura media y se suelen aplicar con esponja o brocha de maquillaje.

Anuncios

Los sueltos tienen una textura más liviana, como polvo. Este tipo de maquillaje se suele usar para fijar la base, también se puede usar solo como base pero tenemos que tener en cuenta que la cobertura es más ligera que las demás bases. Se aplica con brocha o con el aplicador que viene acompañando los polvos.

- Maquillaje en mousse: este tipo de base tiene una textura cremosa por lo que se extiende rápida y fácilmente con brochas o esponjas de maquillar. Proporciona una cobertura media.

- Humectante con color: este producto es una base muy ligera porque tiene la textura de una crema hidratante con un toque de color incorporado. Proporciona una cobertura ligera pero aporta la hidratación necesaria para nuestro rostro en un solo producto. Es adecuada para pieles secas, jóvenes o para mujeres que no tienen mucho tiempo para maquillarse. 

El mundo de la cosmética es muy amplio, se necesita tiempo para aprender qué producto es más útil para tu rostro, pero con un poco de paciencia e información seréis capaces de averiguarlo.