Anuncios
Anuncios

Un visionario, un loco, un Leonardo da Vinci moderno, el heredero de Steve Jobs son algunos de los calificativos que recibe Elon Musk, también los de insoportable, arrogante, dictatorial, muy exigente con sus subordinados, irreal con los plazos de sus proyectos, cerrado en su realidad…Por otro lado Musk no exige a los demás más de lo que el da, de hecho vive para trabajar, es conocida su frase de “las vacaciones te matan”. En su caso casi fue literal, tras postergar su luna de miel por motivos de trabajo, cuando finalmente se pudo ir de vacaciones lo hizo a África y la malaria casi lo mata.

Su última locura intentar construir túneles que ayuden a acabar con los problemas de tráfico en Los Ángeles.

Anuncios

Pero tiene en mente muchas más y para Musk tenerlas en mente significar convertirlas en realidad, su mayor empeño es llevar al hombre a Marte. “Me gustaría morirme convencido de que a la humanidad le espera un futuro brillante” dice y eso pasa por encontrar la solución al problema de la energía autosostenible y a poder poblar otros planetas.

De su origen surafricano aún le quedan rastros en su acento, su infancia fue dura, era un niño muy curioso y raro así que sufrió acoso escolar, pero pronto comprendió que para triunfar debía acudir a los EE.UU. Allí estudió dos carreras, Física y Economía, a los 27 años consiguió hacerse multimillonario. Su primera empresa, Zip2, la fundó en 1995 era una especie de primitiva combinación entre Google Maps y Yelp, en 1999 Compaq la adquirió por 307 millones de dólares, de los que 22 fueron a parar para Musk.

Anuncios

Pero Elon no es de los que se detienen al primer golpe de suerte, la determinación es el motor de su vida y su objetivo es mejorar el mundo, que en su visión pasa por colonizar Marte. El siguiente paso tuvo que ver con su visión de internet como algo aplicable al día a día y así creó Paypal, que Ebay terminó comprándole por 1500 millones de dólares.

Tres empresas muy dispares, pero todas indudablemente triunfantes fueron el siguiente paso de Musk, 70 millones fueron invertidos en Tesla, la creadora de automóviles eléctricos que ha enfrentado a Musk a los grandes de la industria automovilística tradicional de Detroit y a todos los asociados a la industria del petróleo. Tampoco se ha ganado simpatías entre los concesionarios ya que Musk ha decidido establecer puntos de venta directos de sus coches en centros comerciales o a través de internet.

Los escépticos de la tecnología eléctrica de los Tesla, para Musk los coches híbridos son solo una cuestión de compromiso, tuvieron que plegarse a la realidad cuando se presentó el modelo de berlina eléctrica de altas prestaciones destinada al gran público, además ha conseguido implantar puntos de carga en las principales autopistas de EE.UU., Europa y Asía, una carga de 20 minutos concede cientos de kilómetros de autonomía.

Anuncios

10 millones fueron a parar a otra de sus empresas Solar City, especializada en paneles solares de bajo coste, Musk se ha propuesto con ella darle la vuelta al sistema eléctrico tirando por los suelos lo precios de la energía solar, pretende adentrarse en el ámbito de las energías renovables porque considera que son una de las bases para revertir el cambio climático.

Por último, 100 millones fueron a parar a SpaceX, el gran proyecto de Musk, nadie apostaba demasiado por él cuando decía que pretendía hacer cohetes de ida y vuelta hasta que de nuevo hizo callar a todo el mundo, cuando en el 2012 lanzó una cápsula a la Estación Espacial Internacional y logró volver a traerla a la tierra.

Pasa la semana viajando entre Los Ángeles y San Francisco donde se encuentran las sedes de sus empresas y a la vez procura pasar tiempo con los 5 hijos, (2 gemelos y 3 trillizos) que tuvo con su primera mujer Justine. Loco o visionario lo que ya es seguro es que el nombre de Elon Musk ya formará parte de los Anales de la historia. #tecnología #Estados Unidos #Ecología