El título de Deep Silver fue un exitazo tanto en ventas como en críticas. La primera entrega sorprendió a todo el mundo debido a su apartado gráfico realista (sin llegar a ser un Crysis), por la mecánica del looteo (recoger materiales de cualquier parte como si te fuera la vida en ello) y crafteo (contrucción de armamento casero muy necesario y potente). La historia no era realmente importante, ni buena, pero realmente no hacía falta que lo fuera, sólo se necesitaba una excusa para matar muertos de todas las formas posibles. El juego permitía lanzar armas, conducir coches, pegar patadas a los #zombies, un gran armamento y, sobre todo, un cooperativo que funcionaba de miedo.

Anuncios
Anuncios

La obra tenía sus fallos, como bugs, cinemáticas algo pobres, rendimiento algo malo, pero era original, y el paisaje y el lugar era asombroso, además de la inmersión y el terror que podía provocar.

Personalmente, #Dead Island ha sido uno de los títulos con los que mejor me lo he pasado, lo he disfrutado muchísimo, y sigo jugando de vez en cuando con amigos. El problema llegó con Dead Island Riptide, que era exactamente lo mismo, pero con peor historia y peores escenarios, en su mayoría repetitivos y aburridos, además de los pocos cambios y la poca variedad que tenía respecto al primer título. El caso es que este fracaso se vio reflejado en ventas y en críticas y Deep Silver decidió dar un respiro a esta prometedora saga, un movimiento muy inteligente ya que el mercado se estaba empezando a sobresaturar con ''Survival's de Zombies''.

Anuncios

En el E3 de 2015 sacaron un tráiler del #Dead Island 2, que supuestamente está planeado que lo saquen en diciembre de 2017. El tráiler no decía mucho del juego, pero en posteriores entrevistas se destacó que esta nueva entrega tendría más humor y recordaría mucho al primer título en cuanto a entretenimiento. Ya en futuras demostraciones y vídeos del juego en sí, se vio que el apartado gráfico lo habían renovado mucho, sacrificando lo realista por algo más cartoon. Sinceramente no me gustó, pero he de admitir que todavía estaba enfadado por Riptide y además lo visual y el gameplay que mostraron no me atrajo absolutamente nada.

Deep Silver ha tenido mucho tiempo para reflexionar y corregir detalles de sus anteriores juegos, así que como fan confiaré en ellos, pero como consumidor miraré primero cómo es el juego antes de adquirirlo, así que espero que el juego innove y trate de sorprender a los jugadores.