La realidad virtual, la realidad aumentada y la realidad mixta o virtualidad aumentada son tres tecnologías que en el futuro próximo formarán parte de las rutinas y de la vida cotidiana en cualquier ámbito social, económico, político o cultural. Estos conceptos se han ido incorporando al imaginario colectivo en los últimos años pero para las personas corrientes es difícil poder establecer una diferencia clara y precisa de su significado.

Laura raya, doctora en ingeniería informática, explica que la realidad virtual es la creación de una realidad diferente que "nos va a intentar alejar de esa realidad física en la que estamos para llevarnos a una realidad generada por un ordenador y eso conlleva que te tiene que aislar del mundo físico"; por tanto, todos los dispositivos de realidad virtual "son cerrados para que no veas, para que no oigas y lo que recibas sean señales sensoriales generadas de manera virtual", indica.

Anuncios
Anuncios

La realidad aumentada, según Raya, permite ver la realidad física y se acompaña con diferentes herramientas virutales para "complementar esa información de la vida física y cambiarla, en cierta medida, sin que se tenga una sensación de inmersión en otro mundo porque la vida física se puede ver". En este contexto, los dispositivos de la realidad aumentada "suelen ser gafas que no aíslan porque lo que quieren es compaginar".

Finalmente, la doctora señala que la realidad mixta o virtualidad aumentada se produce "cuando aún teniendo una cantidad de objetos virtuales más grandes que los de la física se puede tener la sensación de inmersión". Cita el ejemplo, de estar sentada con un dispositivo inmersivo como la silla de Juego de Tronos en la que se tiene la sensación de "realidad física porque estás sentada y la tocas pero virtualmente no es una sensación de vivir en un mundo diferente sino que se ha complementado con cosas físicas".

Anuncios

#tecnología