Se nos está acercando el tiempo de hacer los clásicos buenos propósitos que comenzarán, en teoría, después de las grandes fiestas de Navidad, muy abundantes por tradición para muchos de nosotros. Por lo tanto es bueno sentarse y reflexionar un momento, no acerca de cómo reducir las cantidades de calorías que ingeriremos (yo sería el primero al no seguir leyendo), sino por lo menos a cómo disponemos de las mismas.

Según los estudios, resulta que en promedio cada uno de nosotros genera de 135 a 180 litros de residuos por día, incluyendo aguas que sale de los fregaderos, duchas, lavabos y lo que expulsa nuestro cuerpo directamente.

Anuncios
Anuncios

Bueno, hay empresas que han pensado bien a transformar nuestras impurezas en algo útil y también fructífero a nivel monetario. Algunas empresas británicas, y no sólo del Reino Unido, utilizan el proceso digestor anaeróbico para capturar el metano y el dióxido de carbono liberado por las bacterias, pasando a través de un proceso que lleva a los motores de gas a generar electricidad. Sin entrar en detalles, esto lleva a una reducción de hasta el 20% sobre un total de 40 millones de libras. En total hay un ahorro anual real de 15 millones de libras.

Empresas como esas ayudan a crear beneficios relevantes y significativos para la comunidad o como, por ejemplo, aquellas empresas que se involucran profundamente en la verdadera misión de combatir la polución en Londres como en otros grandes conglomerados urbanos, como los Airlabs. No es sorprende entonces que incluso el magnate estadounidense Bill Gates se esté ocupando en primera línea con sus fondos para reducir el olor fétido de las letrinas, para ayudar a que los países en desarrollo tengan una mejor calidad de vida, mejorando su higiene.

Anuncios

Observamos así un contraste entre una industria que mejora la calidad de vida de los ciudadanos y una, como puede ser la comida basura (tanto para permanecer en el tema) que la empeora considerablemente. Y alrededor vemos orbitando un marketing desenfrenado que arrastra la opinión pública hacia un lado u otro, invirtiendo millones de dólares en la promoción de sus productos y en una fuerte obra de convencimiento.

El árbitro de este partido es ahora más que nunca es la #Política, compuesto por los líderes mundiales con puntos de vista opuestos sobre el medio ambiente y la forma de explotar, en algunos casos, destruir a nuestro ecosistema.

En este aspecto, el 2016 fue un año de fuertes enfrentamientos entre visiones de políticas conflictivas que han resultado en terremotos políticos de alta intensidad, tanto en Europa como en América, y también en Asia. Sin embargo, incluso en el complejo mundo electoral existe la tecnología que ofrece un soporte fundamental en hacer que esos procesos no sólo sean más rápido y más barato en términos de gasto público, si no también más transparente.

Anuncios

Esto es muy importante porque así los políticos serán legitimados de manera total por el pueblo y tendrán también una responsabilidad cada vez más grande cuando serán llamados a enfrentarse con desafíos o a tomar de decisiones que afectan la vida de millones de personas. A nosotros los ciudadanos nos queda la carga y la responsabilidad de promover y luchar por todo lo que lleve a un bienestar real para nosotros, especialmente para el mundo que dejaremos en herencia a las generaciones futuras. #Trump #billgates