La voz es un rasgo que nos identifica individualmente, casi tanto como nuestras huellas dactilares. En la era digital, y con toda la economía asociada a ella, la #Voz Sintética se ha convertido en un nuevo campo de investigación y explotación comercial.

Una voz sintética, en el camino a la integración total entre ser humano y sistema digital, le da una personalidad a la máquina. Al estilo de la ciencia ficción, donde aún recordamos personajes como Hall 9000, en Odisea en el Espacio, o al T-100 de Terminator. Cada día más, veremos cómo las voces artificiales se integran en nuestra vida a través de los aparatos electrónicos de uso cotidiano que vayamos empleando.

Anuncios
Anuncios

Los grandes grupos industiales investigan en ésta dirección. Sus puntas de lanza son los gigantes de la electrónica y la informática como Google, Apple, Microsoft o Amazon. Veremos asistentes virtuales cada vez más avanzados en el futuro próximo.

Los investigadores del #IRCAM en París se están dedicando hoy en día a la investigación de las cualidades más detalladas de la voz, aquello que hace que ésta tenga las características que la humanizan. Unos algoritmos cada vez más precisos se ocupan de que, por ejemplo, un lector de textos digital pueda entonar y darle calidez a la voz. Precisas fórmulas matemáticas de aprendizaje y métodos de inteligencia artificial, se ocupan de hacer que los ordenadores puedan mejorar cada vez más su desempeño en éstas tareas.

Lo increíble del asunto son los horizontes a los que se dirige ésta rama de la innovación tecnológica.

Anuncios

Por ejemplo, en el mundo del cine, donde los efectos especiales digitales asombran al público en cada estreno. Ésta capacidad de la industria para simular los que la ficción requiera, no escapa al ámbito de la voz. La posibilidad de emular la voz y la pronunciación de antiguas estrellas del celuloide ya fallecidas hace tiempo está a la vuelta de la esquina. En el ámbito médico, devolverle la voz a un mudo con toda la riqueza emocional de la voz natural será posible pronto. Quedarán atrás los torpes simulacros mecánicos y aparecerán posibilidades indistinguibles de la naturaleza. #Digitalización