Anuncios
Anuncios

La incorporación de la realidad virtual a la vida cotidiana es un reto que, probablemente, se configurará como un hecho en un futuro próximo; sin embargo, Laura Raya, doctora en ingeniería informática especializada en realidad virtual, subraya que se están creando "castillos en el aire" dado que los profesionales del sector son conscientes que es un hito "muy importante" en el marco de la revolución tecnológica porque supone una nueva forma de "interactuar con dispositivos o con ordenadores pero aún no ha llegado al usuario final y, en este sentido, el futuro es muy incierto".

Raya, que ha participado en la edición de ArtFutura 2016 en Madrid, sostiene que la realidad virtual se implementa como una nueva revolución tecnológica e igual que los smartphones "se hicieron indispensables para los usuarios interactuar con sistema inmersivo de realidad virtual como jugar, entrenar o aprender por este medio será esencial"; no obstante, apunta que "hay que ser cautos en este sentido porque nunca se sabe lo que deparará el futuro".

Anuncios

La doctora explica que el marco laboral de la realidad virtual se constituye con tres perfiles profesionales básicos que incluyen la programación, el diseño y el arte. Así, Raya señala que el programador incorpora en su entorno el arte y el diseño para "hacer realidad la idea que alguién tuvo"; además será necesario "contar con un diseñador que tenga un perfil artístico y técnico". Por tanto, recalca que no es posible crear un mundo virtual "sin un programador o sin un artista". "Si uno quiere formarse en realidad virtual tiene que tener claro si lo que quiere hacer es diseñar, construir objetos virtuales o si quiere trabajar en el movimiento o la interacción", comenta.

Raya asevera que la realidad virtual permite al profesional de esta disciplina "la posibilidad de conjugar los aspectos artísticos con los técnicos" .

Anuncios

Y, además, esta versatilidad hace posible que en el desarrollo de la actividad profesional se apliquen diversos métodos a todo lo que se desea "no solamente a los vídeojuegos porque con la informática se puede crear una realidad diferente que será de gran utilidad "en otras disciplinas como la educación y la sanidad".

Pioneros

Laura Raya sostiene que los profesionales que se dedican a la realidad virtual dentro de unos años serán "el referente" para las generaciones venideras puesto que en la tesitura en la que están trabajando hace que se conviertan en pioneros que están creando escuela y, por tanto, "referencia para generaciones posteriores". "Dentro de unos años podremos decir que en este caldo se cultivo que estamos viviendo hoy se gestaron los cimientos de la realidad virtual", indica la doctora.

En esta línea, la experta subraya que a la velocidad que se desarrolla la investigación en tecnología aplicada a su campo es probable que las ideas actuales "dentro de veinte años queden obsoletas".Y, en este sentido, el hecho de ponerse unas gafas de realidad virtual puede que ni siquiera sea necesario porque "habrá otros dispositivos para experimentarla".

Anuncios

En este contexto, reafirma la idea de ser "pioneros" pero con la "mente abierta" a cualquier cambio. #RealidadVirtual