Hace unos días ya os contaba algunas de las claves de la primera semifinal del Campeonato del Mundo de League of Legends. En ella SK Telecom T1 se imponía a ROX Tigers en la eliminatoria más ajustada de todo el torneo. Sin embargo, todavía quedaba la otra semifinal por disputarse y ya ha tenido lugar.

En ella se enfrentaban H2K, el último representante europeo, frente a SSG, los favoritos de la eliminatoria. En esta ocasión la cosa ha estado menos igualada y finalmente se ha hecho realidad lo que todo el mundo esperaba. El equipo coreano se ha impuesto a su rival tras tres partidas en las que ha dominado sin demasiada dificultad.

Anuncios
Anuncios

Aquí están las claves más decisivas de la semifinal.

Primera partida: varios errores de H2K

No se puede decir que SSG haya jugado una partida espectacular, pero han cometido muchos menos errores que sus contrincantes. Los primeros han tenido lugar en la fase de picks y bans. Han dejado libre a Nidalee, uno de los campeones estrella del jungla coreano, y también han renunciado al dúo Ashe/Miss Fortune, que ya fue uno de los platos fuertes de la anterior eliminatoria.

Aunque el encuentro ha empezado favorable a H2K, pronto ha pasado a ser totalmente dominado por SSG. Ryu, el mid laner de H2K, no ha tenido el rendimiento al que nos tiene acostumbrados con su Cassiopea y tras varios errores ha sido penalizado por el jungla enemiga. Sin embargo la partida estaba más o menos igualada hasta que H2K se han atrevido a ir a por el Barón Nashor cuando casi todo SSG estaba vivo.

Anuncios

La cosa ha acabado con todo H2K muerto y ahí el resultado ha empezado a ser evidente.

Otra de las claves ha sido el enfrentamiento entre Kennen y Ekko en el Top Lane, que aunque favorable para la rata ninja durante los primeros minutos, se ha decantado del lado de Ekko a partir de la mitad del encuentro y ha sido capaz de mantener una presión constante en todos los carriles.

Segunda partida: Barón a los 21 minutos

En esta ocasión no han sido tanto los errores de H2K como los aciertos de SSG. Uno de los factores más decisivos ha sido Jayce, que en el Top Lane ha dominado durante toda la partida frente a Rumble. En Mid Lane, la Cassiopea del coreano Crown también ha ganado la partida al Ryze de Ryu. A pesar de eso, el buen trabajo de Jankos y la Bot Lane con Forg1ven a la cabeza, han mantenido a H2K en el juego hasta los 21 minutos.

En ese momento han apostado por un dragón de océano mientras SSG han sorprendido a todos consiguiendo uno de los barones más prematuros de todo el campeonato.

Anuncios

A partir de ese momento las torres han empezado a caer, y aunque H2K ha presentado batalla en algunas teamfights bastante interesantes, la diferencia de oro era demasiado grande y Jayce era un monstruo al que nadie podía enfrentarse. 

Tercera partida: crónica de una muerte anunciada

En este tercer encuentro no ha habido ningún momento clave donde se haya podido anticipar el desenlace. Simplemente SSG ha sido muy superior a su rival en todo momento, no tanto por el talento individual sino por la estrategia general de juego. Con inhibidores caídos cerca de los 20 minutos de juego, poco podía hacer H2K para alargar la eliminatoria.

El mejor equipo de los dos ha vencido de manera contundente en el juego más corto que hemos visto en toda la semifinal. En la final se encontrarán con SKT T1 donde deberán demostrar si lo visto durante esta semifinal ha sido algo más que una casualidad. #League of Legends