Durante las navidades de 2007 saco al Cicerón que llevo dentro y convenzo a mis queridos progenitores de que le dijeran al gordo del gorro rojo (y no me refiero a un Lenin obeso) que me pillara la NDS (en aquella época, tecnología semipunta) y el susodicho juego. Bien, el Pokémon Diamante y el #Pokémon Perla se realizaron en 2006 -he hecho un poco de trampa, ya que en la mayoría de zonas del mundo salió a la venta en 2007- así que este año podríamos catalogarlo como su décimo aniversario. Y, por supuesto, qué menos que una entrada a modo de efeméride.

Tu misión como entrenador es, por un lado, ir capturando al mayor número de pokémons para registrarlos en la Pokédex, por otro, ir entrenando a los que tienes.

Anuncios
Anuncios

Irás recorriendo las distintas ciudades del juego, cada una con sus peculiaridades y demás. Allí derrotarás a los Líderes de los Gimnasios (entrenadores experimentados). Una vez hecho esto, llegarás a la Liga Pokémon, la élite de los entrenadores. Tu misión es ganarla.

La historia "particular" es la del Equipo Galaxia, una especie de secta/grupo terrorista cuya misión es invocar a Dialga/Palkia -depende de la versión, Diamante o Perla- los creadores del tiempo y el espacio, respectivamente. Tus aliados y tú tenéis que detenerlos, puesto que si Helio (líder del EG) consigue apoderarse del tiempo/espacio, podrá hacerse con el control del mundo y de las dimensiones. 

Tips del jugador viciado medio:

  • ¡Guarda la jodida partida! Seis veces por lo menos, si es que vas a la captura de algún legendario. Las Ultraballs son la clave.
  • Competitivos a mí. Mechero en alto para quien descubriera de forma tardía el sistema de entrenamientos por EVs. El clásico sistema, te metes a Wikidex, ves los EVs de cada espécimen, y te vicias una y otra vez apuntando en papel y lápiz los que tiene tu criaturita.
  • No malgastes la Master Ball. Si te sale un Bidoof, no problema, a casita. Que solo te dan una. Mejor úsala con un Mesprit o un Darkrai.
  • Trucos trucos y trucos. El de Mew, el de Darkrai, el de Missigno. Probarlos los hemos probado todos como seis veces, y nunca nos salen. Pero oye, si cuela cuela. 
  • Planificar y comparar como posesos. Nuestro sueño, participar en el torneo nacional de entrenadores. Oye, estaba muy complicado, pero aquel que haya jugado a Pokémon y no se haya tirado tardes enteras planificando la estrategia de combate, los stats, ítems, y demás guías, que tire el primer Geodude.
  • Típico, te cuesta acordarte de los elementos de la tabla periódica, pero te conoces el nombre de todos los Pokémon, sus tipos, sus debilidades, e incluso sus naturalezas. 
  • La Calle Victoria, los laberintos...va, decidme que nunca habéis tenido que consultar a las famosas videoguías de YouTube. ¡Venga, valientes!
  • Las anécdotas de combate. Hay miles, desde niveles 13 tumbando a niveles 50 (lo he visto con mis propios ojos), pasando por ataques de precisión ínfima acertando tres turnos seguidos, y Blisseys siendo aniquilados de un golpe.

Mi aventura personal con el rol de la pequeña consola se quedó ahí.

Anuncios

Me pillé, recuerdo, el Golden Sun Dark Dawn, infinitamente por debajo de las expectativas. En cuanto a Pokémon, hay quien dice que no has tenido infancia si no lo has jugado. Esto es una enorme tontería, para qué nos vamos a engañar. Pero sí es cierto que quienes vivimos esa fiebre recordamos con orgullo esos días en los que unas criaturitas nos hacían vibrar de emoción, y cómo pasábamos las horas planificando trucos y estratagemas. Con los años la fiebre Pokémon se me desvaneció, pero no está de más mirar hacia atrás de vez en cuando.

Y, quién sabe, como dijo cierto poeta....Volverán las oscuras golondrinas.

  #pokemonGo #Nintendo