Gracias a las nuevas tecnologías como HTML5 y CSS3, el #diseño web ha conseguido crear efectos fascinantes. Si además utilizamos la tecnología de forma correcta, podemos llegar a crear una web excepcional. Una de las tendencias que persiste actualmente en el diseño web es el #scroll parallax.

La primera vez que se usó esta técnica fue en 2011 en la web de “Nike Better World” de Ian Coyle. El efecto causó un gran impacto y rápidamente miles de diseñadores web se hicieron eco del scroll parallax. La idea es simple: se necesitan como mínimo tres planos y que cada uno de ellos se mueva a una velocidad diferente. De esta forma se crea un efecto tridimensional a medida que nos desplazamos por la web, puesto que el fondo se mueve más lentamente que el plano medio y éste es a su vez menos rápido que el primero.

Anuncios
Anuncios

La tendencia al scroll parallax ha venido acompañada de otra tendencia denominada flat design. Esto tiene su lógica si percibimos que ante la sencillez de este diseño, se necesita un recurso que aporte dinamismo. Además, el scroll parallax está también determinado por el uso de dispositivos móviles que optan por un diseño web vertical.

Si bien se trata de una tendencia de los últimos años en el diseño web, el parallax es un recurso antiguo en la animación. La idea del movimiento en capas alcanza casi los 90 años. La primera vez que se utilizó fue en 1928 con Steamboat Willie de Walt Disney, gracias al invento de su compañero Ub Iwerks, y se trató de un procedimiento basado en la utilización de cámaras múltiples para simular la profundidad. El inicio de Snow white and the seven dwarfs (1937) supuso una clase magistral de parallax.

Anuncios

La perfección de Disney llegó a tal punto que en las siguientes películas utilizó hasta 7 planos.

¿Tendencia o manía?

Como toda tendencia #Estética que surge de un avance técnico, el scroll parallax corre el peligro de convertirse en una simple fetichización de la técnica, también conocido como atelia. Para Gillo Dorfles en Nuevos ritos, nuevos mitos (1965), la atelia es la ausencia de "telos", es decir, ausencia de finalidad estética, y por lo tanto de contemplación de lo inmediato. El uso indiscriminado del scroll parallax puede ser excesivamente molesto para el usuario si no tiene una lógica o una finalidad. Este tipo de recurso está pensado para webs donde la narratividad es determinante. Por ejemplo, sirve para explicar cómo funciona la empresa, cómo se distribuye el producto, etc.

Esta tendencia tiene sus desventajas. La primera es que no resulta útil para SEO. Puesto que el scroll parallax utiliza una sola página, a los motores de búsqueda les resulta complicado buscar en un contenido que está sobrecargado de gráficos.

Anuncios

Puede afectar también a la usabilidad y es que, a pesar que pueda parecer ingenioso, muchos usuarios perciben cierto mareo al contemplar una web con scroll parallax. Por no mencionar el rendimiento, ya que la utilización excesiva de gráficos y JavaScritpt puede ralentizar la carga de la web. En definitiva, este recurso estético mal utilizado sería un ejemplo actual de atelia, de fetichización de la técnica.

En 1959 Gilbert Cohen-Séat creó el concepto de iconosfera. Este término designa el ámbito visual surgido del cine y de sus derivados, como la televisión. El nacimiento de la iconosfera es el resultado de dos siglos (XIX y XX) en los que la imagen ha prevalecido sobre la palabra. Así pues, a las puertas de la segunda década del siglo XXI, el scroll parallax, como el flat design o el ghost button, parece ser una de esas tendencias que van a consolidarse dentro del diseño web y que va a ampliar irremediablemente el ámbito de iconosfera con su propio ecosistema cultural basado en la unión de imagen digital e interactividad.