No es novedad cuando se habla del terrible tráfico que se vive en la ciudad de Lima hoy en día, mucho menos que pasar 1 o 2 horas atorado en la tremenda fila de vehículos en la avenida Javier Prado sea una excusa para llegar tarde a la oficina o trabajo, pues el crecimiento de la economía en nuestro país se evidencia con el similar aumento de movilidades a lo largo y ancho de la ciudad. Para los que se familiarizan con los dispositivos móviles de última generación, esto que te cuento líneas arriba no debe ser de susto, ni mucho menos de preocupación, pues gracias a los avances e innovaciones tecnológicos, el teléfono celular nos puede salvar de muchas.

Anuncios
Anuncios

Y no fue sino hasta el 2013 en que Waze llegó para revolucionar los dispositivos que hoy rigen nuestras vidas, y además, de salvarnos de esos atolladeros tremendos a los que ya habíamos dado por vencedores frente a nuestra carrera contra el tiempo, pues la principal funcionalidad de esta aplicación móvil era el de salvarnos la vida, o bueno, sin exagerar, librarnos del tráfico. Sin embargo, no todo puede ser color de rosa, pues si bien es cierto, la economía de nuestro país ha crecido, pero ha crecido de la mano con la delincuencia, y no solo eso, podríamos decir que esta ha evolucionado de la misma manera que nuestros celulares, pero para nuestro mal.

Brevemente, te contaré mi experiencia antes de seguir con la nota, hace un par de días solicité un servicio de taxi vía aplicación móvil, cuando ya me encontraba dentro de la cabina del vehículo y mientras el conductor se disponía a dar marcha, éste volteó a decirme: “Si conoce alguna ruta, no dude en decírmela”, hecho que me pareció extraño ya que él estaba usando #waze, por lo que no dudé en preguntarle, ingenuamente claro, porque pedirme como referencia una ruta si estaba utilizando la aplicación.

Anuncios

A lo que me respondió: “Waze ya no es seguro, prefiero utilizar Google Maps”.

El conductor me sustentó que había tenido una mala experiencia con la aplicación ya que permite modificar las rutas y calles por los usuarios y, aparentemente, le habrían jugado una mala pasada con la ruta que había elegido, llevándolo por un lugar que era desolado y donde finalmente terminó sufriendo la perdida de sus pertenencias junto con las de su pasajero, esto a manos de unos delincuentes que esperaban el auto como si ellos hubieran sabido que llegarían en algún momento.

No quiero que te alteres cuando leas esto, sólo trato de informarte para que tengas cuidado si es que utilizas esta aplicación, claro que Google Maps no es mejor que Waze, pero aparentemente, es más segura, esto debido a que no es manipulable por usuarios.

Saca tus propias conclusiones sobre lo que te cuento líneas arriba y ten mucho cuidado a la hora de conducir.

¡Hasta la próxima! #Android #Apple