Cada indeterminado tiempo reviven y crecen debates acerca de #Videojuegos, la gran pregunta que siempre será una cuestión es la siguiente. ¿Que tan útiles son los videojuegos en la vida educativa de las personas? Si adquieren habilidades y destrezas o solo los incita a la violencia, si es un arte o en su defecto, simplemente, un pasatiempo más.  

Esta discusión nace desde el inicio de la industria de videojuegos, que podría llevarse hasta principios de los ochenta. Desde entonces se clasificaba al videojuego de absurdo y de corruptor para los menores de edad. Esta es una de las grandes preguntas que se han realizado científicos y diseñadores por igual. Un estudio realizado en Australia por el instituto Instituto Real de #tecnología de Melbourne encontró registros interesantes entre el buen resultado que obtienen en sus estudios académicos y en los juegos de vídeo.

Anuncios
Anuncios

Aunque no son datos definidos, se encontró en el documento que los mejores puntajes en las pruebas PISA entre doce mil estudiantes de colegios de Australia pertenecían a jóvenes que practican regularmente los videojuegos. Según la información recogida, las estadísticas dicen que los jóvenes que tienen acceso, aunque sea una sola vez al día, a estos juegos de vídeo están quince puntos por encima del resto de los estudiantes en matemáticas y diecisiete en ciencias.

El documento dice que los resultados no relacionan el uso intensivo de los videojuegos y deja bien claro que la violencia en ellos puede afectar en la vida de los menores, introduciéndose por su comportamiento. También aclara que, según los resultados discutidos en este análisis, las habilidades para causar impacto positivo en la lectura para matemáticas y #Ciencia en los jóvenes debe llevar un análisis más profundo.

Anuncios

Según lo dicho anteriormente en este artículo, se puede sacar como conclusión que no está científicamente probado que los estudiantes que juegan a "Games" de consolas sean mejores en rendimiento que los que no. Pero sí hay una gran posibilidad de que lo sean y para ello los investigadores que realizaron este análisis estarán trabajando en uno más profundo donde se llegue con seguridad a una conclusión certera.

Claro está que la mayoría de las cosas que parecen malas, en realidad no lo son. El único defecto es que no se le ha dado el uso adecuado a ese utensilio.