Me ha resultado difícil no hablar de este juego porque lo tenemos en la sopa (anuncios en la televisión, amigos no tan frikis que se lo descargan porque otros lo han hecho antes, noticias de quedadas Pokémon en varios sitios del mundo...). Parece que Pokémon Go ha traído la paz mundial a este planeta porque, de repente, nadie habla de otros temas. Incluso, Cristiano Ronaldo tiene que estar un poco mosca porque en la tele es ahora noticia cualquier cosa relacionado con esto antes que su útlima foto colgada en Instagram.

Pero, ¿Realmente es para tanto? La respuesta no es 100% cerrada. Algunos dirán que sí y otros dirán que no.

Anuncios
Anuncios

Si no sabes de qué estamos hablando, Pokémon Go es un juego para móviles tanto ANDROID como IOS, que se puede descargar desde esas plataformas y que básicamente sirve para ir por las calles buscando a esos bichitos de colores mediante el uso del sensor GPS del móvil, que es el que te indica en un momento dado, donde está ese Pokémon que te falta y que tienes que cazar con unas cosas llamadas Pokebolas y que sólo te dan unas 100 gratis.

Es decir, tienes que ser un pistolero hábil con el móvil para cazar a esos bichos sin perder muchas balas, aquí Pokebolas. Esto es lo que se llama un juego "freemium". Primero te seducen y después te hacen pasar por el aro.

Y la cosa tiene que ir muy bien porque entre correos que recolectan para enviarte publicidad, más que lo que obtienen de las compras integradas, tanto Google como Apple se están poniendo las "bolas" (perdón botas), ya que un porcentaje importante de cada transacción se lo quedan ellos, ¿Qué dirá Nintendo en todo esto?

Ahora sí pasamos al segundo punto.

Anuncios

Todo el mundo sabe de qué esta historia pero sus consecuencias están siendo catastróficas para la humanidad que ha sucumbido al encanto "Pokémon", ya que no sólo está habiendo una serie de círculos "Pokémon", donde se convocan quedadas en varios lugares del planeta como Madrid o Sevilla, algunas de estas quedadas con polémica, sino que están subiendo el porcentaje de accidentes causados por el ansia viva de tener a un Pokémon capturado en tu móvil antes que nadie. En YouTube se pueden ver ejemplos de ello.

Pero el fenómeno Pokémon Go ya no sólo empieza a ser un problema para los ciudadanos, que incluso llegan a perder la noción del tiempo real y el espacio en el que se mueven sino que incluso ya estamos llegando a un extremo en el que se empiezan a producir prohibiciones tan excéntricas como la que ha dictado Rihanna en sus conciertos. "Prohibido cazar Pokémons".

Es más, Japón, por ejemplo, se está viendo afectado por la fiebre Pokemon Go en el turismo del país asiático. y hasta lo que parecía un negocio redondo para Nintendo le está pasando factura en la bolsa.

Anuncios

La gran pregunta: ¿Meterán inhibidores de Pokémon en sus conciertos? Quien sabe.

Estamos llegando a unos niveles de excentricidad en este mundo que nos terminarán convirtiendo en auténticos autómatas sin capacidad para distinguir lo que es real de lo que no es.

Seguiremos informando, y no sólo de Pokémons, descuiden. #Videojuegos