¿Quién no se ha hecho un selfie alguna vez? Eso sí, la técnica ha ido evolucionando y perfeccionando simultáneamente a la implantación y moda de este tipo de fotografía. Primero, empezamos estirando el brazo. Se nos quedó corto y recurrimos al palo selfie. Un artilugio que nos permitía distanciar nuestro dispositivo un poco más para obtener una imagen más favorecedora de nuestras caras. Pero parece que también se ha quedado obsoleto.

Varias compañías ya han diseñado una especie de cámara de fotos que planea, puede seguirnos mientras nos desplazamos y dispone de tecnología de reconocimiento facial para conseguir los encuadres y los ángulos más insólitos en nuestras instantáneas.

Anuncios
Anuncios

Es el dron selfie, lo último. Y promete desbancar al palo selfie, si no fuera por su elevado coste.

Roam-e

Roam-e es uno de los ejemplos fabricado por LoT Group. Este artilugio está diseñado ex profeso para hacer selfies, pues gracias a sus alas abatibles es fácilmente transportable. A penas mide 8,5 cm. y su apariencia, recogido, es similar al de un libro. Su cámara es de 5 megapíxeles.

Simon Kantor, su inventor, reconoce que la idea le surgió cuando estaba dándole vueltas a cómo mejorar el palo selfie. Y la solución la encontró en la posibilidad de volar y de distanciarse del usuario. Por eso, el Roam-e puede alejarse hasta 25 m. y tomar fotos de 360º. Quién se puede resistir a un selfie zenital. Pero además, retransmite vídeo en directo. 

El inconveniente, es que por ahora, sólo tiene autonomía de vuelo de 20 minutos y cuesta alrededor de 350 euros.

Anuncios

Hover Camera

La empresa china Zero Zero Robotics también ha presentado su prototipo, Hover Camera. Es de similares características al Roam-e, pues al igual que su competidor, ha sido concebido para realizar selfies. Tiene reconocimiento facial, puede plegarse (238 gramos) y registra imágenes en 360ª. Es más voluminoso y tiene menor autonomía pero, en cambio, obtendrás una mejor calidad en las fotos (12 megapíxeles) y en los vídeos (4K Ultra HD).

Se puede controlar desde el móvil. Y aunque todavía no ha salido al mercado, ni se ha desvelado el precio final, se baraja la cantidad de los 500 euros.  #Smarthphone #Fotografia