"Un fenómeno real, creado por algo inteligente, que sigue una estrategia determinada sirviéndose de medios técnicos desconocidos". Así definía el maestro Jiménez del Oso los círculos de las cosechas o "crop circles" que aparecían en los campos de cereales de Gran Bretaña.

Los círculos de las cosechas constituyen uno de los enigmas contemporáneos que más llaman la atención por la misteriosa tecnología y perfección con los que son hechos. Aparecen de la noche a la mañana con una pasmosa precisión y los granjeros dicen que oyen ruidos y ven luces en el cielo. Los tallos de las plantas no son rotos, sino doblados, siendo los círculos más grandes los orientados según las agujas del reloj y los más pequeños a la inversa.

Anuncios
Anuncios

Las plantas siguen creciendo con normalidad, a diferencia de los círculos falsos, que provocan la rotura de la planta.

Diversas teorías han salido a la palestra para intentar explicar este enigma que rompe las cabezas de la ciencia y alienta a los ufólogos que buscan la explicación extraterrestre a todo lo desconocido.

Terence Meaden, de la Universidad de Oxford, realizó la teoría más "cientificamente creíble",argumentando que son provocados por el plasma vórtice, una especie de torbellino desconocido que se produce cuando un sistema de presión frontal pasa por encima de una colina a determinadas condiciones de temperatura. Esto provoca un vórtice repentino que produce polvo, que a su vez provoca una ficción que origina partículas cargadas de electricidad. Estas partículas serían las extrañas luces que verían los testigos en el momento de la realización de los crop circles. 

Colin Andrews en su ensayo Circular evidence concluye que los círculos de las cosechas son realizados por seres inteligentes que quieren mantener contacto con el ser humano.

Anuncios

En 1998, según cuenta él mismo, fue visitado por un agente de la CIA para que cesara sus investigaciones ya que si no lo hacía sería "eliminado del programa".

La ufóloga Jenny Randles dice que son producidos por una fuerza electrónica con peligrosa radiactividad que provocaría quemaduras en la piel, erizamientos de pelo y mal funcionamiento de tecnologías terrestres. Se apoya en el mal funcionamiento de aparatos cuando uno entra dentro de uno de estos círculos. 

Eltjo Hasselhoff en The deepening complexity of crop circles se acerca al estudio de este fenómeno en busca de la evidencia científica. Para él la radiación es provocada por una temperatura de microondas.

Los científicos que desechan que los crop circles sean un #Misterio se basan en los testimonios de los jubilados Doug Bower y Dave Chorley, que en 1991 aseguraron que ellos eran los que hacían esos círculos de las cosechas. También sostienen que se pueden realizar mediante dispositivos GPS, existiendo webs que enseñan a cómo realizarlos en pocos minutos. 

La polémica está servida, ya que no se han realizado muchos avances sobre los artífices de estos enigmáticos dibujos en los campos de cereales desde que comenzaron a aparecen en Gran Bretaña de forma dramática en los años 80, evolucionando de ser simples círculos a ser auténticas obras de arte.

Anuncios

#Telefonía móvil #Investigación científica