La firma china Huawei se empeña en hacerse hueco entre los grandes de la telefonía móvil y esta vez, con su nuevo P9, lo ha conseguido sin ningún género de dudas. Se sitúa sin rubor a la altura del Xiaomi Mi5 o el Samsung  S7. Hasta la fecha, este Huawei P9, es su creación más importante.

Un aspecto muy a tener en cuenta es el diseño del terminal. Estamos ante un teléfono delgado y cómodo, con unas dimensiones de 14.5X7X0.7 CM y 144 gramos. El chasis ha sido fabricado en una sola pieza (unibody) con materiales Premium. Tiene muy buena ergonomía que consigue gracias a los cantos redondeados del P9. 

Como es habitual, la marca china ha elegido su procesador top, el Huawei HiSilicon Kirin 955 4x2.5 GHz Cortex A-72, 4X1.8 GHz Cortex-A53 a 2.44 Ghz (Octacore), con una gráfica ARM Mali-T880 MP4 de 4 núcleos a 900 MHz, con dos versiones disponibles en cuanto a la memoria RAM (3GB y 4GB) y otras dos en cuanto al almacenamiento (32GB/64GB), ampliable mediante tarjeta micro SD hasta 128GB.

Anuncios
Anuncios

Históricamente, uno de los hándicap mas acusados de Huawei era la gestión de la batería de sus terminales, que no acababa de ser todo lo buena que debiera. Ahora han solucionado el problema e incluyen una batería de 3000 mAh, que le otorgan una autonomía satisfactoria. Dispone de carga rápida, aunque no tanto como sus competidores (75% de carga en 1 hora).

Si hablamos del rendimiento no se puede decir nada más que es fantástico. Sin duda, al igual que los ya citados Mi5 y S7, el rendimiento es su punto fuerte. Hay que tener en cuenta que Huawei compite con un procesador de fabricación propia, que nada tiene que envidiar al de sus competidores. Y con respecto a su software, cabe destacar que porta su EMUI 4.1 sobre #Android 6.0, una capa de personalización muy al gusto asiático, que no acaba de convencer en Europa, con infinidad de temas para personificar al gusto el terminal.

Anuncios

Seguimos con la pantalla, panel IPS de 5.2 pulgadas, Full HD, resolución 1080X1920, densidad de 423ppi, protegida por Gorila Glass 4. Es de buena calidad aunque no estamos ante una pantalla con la excelencia de sus competidores. Reseñar que el audio de su altavoz es muy bueno.

Su punto fuerte, su cámara de fotos. La principal es una doble cámara con óptica Laica y sensores Sony IMX286 de 12Mp, apertura f/2.4, flash con doble led, HDR, autoenfoque laser y modo macro. Ambas cámaras trabajan a la vez, una con un sensor blanco y negro y la otra en color, lo que hace que se obtenga mucha más información de la escena y por tanto mucha mejor calidad y resolución. El resultado final de la fotografía es magnífico, profesional. Estamos, casi con toda seguridad, con la mejor cámara de fotos del mercado. La cámara delantera tampoco se queda atrás, aunque es cierto que Huawei siempre ha tenido la fama de poner en sus terminales las mejores cámaras de selfies del panorama, y ahora, lo ha vuelto a hacer.

Anuncios

8Mp con un sensor Sony IMX179. El punto negativo lo encontramos en la grabación de video, que aunque si es Full HD, no llega a los 4K como si lo hacen sus competidores.

 En conclusión, estamos ante otra compra segura. No defraudará en cuanto su rendimiento, tiene un diseño muy atractivo y la mejor cámara del mercado. Y, aunque es cierto que últimamente Huawei ha encarecido su producto, la mejora en cuanto a las calidades del producto hacen que compense esa subida de precios. Podemos obtener la versión de 3GB de RAM y 32GB de ROM por un precio aproximado de entre 499€ y 599€ #Smarthphone #Fotografia