"Yo NO DOY PERMISO a Facebook para usar mis imágenes, tanto del pasado como del futuro. Con ésta declaración, doy aviso a #Facebook que está estrictamente prohibido divulgar, copiar, distribuir o tomar cualquier otra acción contra mi persona en éste perfil y/o el contenido de éste perfil, ya qué es información privada y confidencial. La violación de la privacidad puede ser castigada por la ley BLA BLA BLA, BLA BLA BLA"

Pues sí, llevamos unos días que no se dejan de leer textos de este estilo en muchos perfiles de Facebook. Algo similar ocurre, cada cierto tiempo, en otras #Redes Sociales tipo Twitter o WhatsApp. De golpe, nuestros amigos nos mandan mensajes con que debemos compartir no se qué, o poner en nuestros estado no se cuántos, para que la aplicación sea más segura, siga siendo gratuita o no se puedan usar tus datos o fotos.

Anuncios
Anuncios

Deben saber amiguit@s que da igual, pueden poner lo que quieran en sus perfiles, barras de estado o publicaciones. Facebook no dispone de un equipo de ávidos inspectores para que, una vez leído tu deseo de que no se usen tus datos personales, den orden a otro inexistente departamento de "buenas formas y derechos sobre la intimidad" para encriptar tus datos, fechas, fotos, etc, y que nadie, ni siquiera Facebook, puedan usarlos. 

Te preguntarás, entonces, ¿Facebook puede disponer de mi intimidad a su antojo? La respuesta es sí, dentro de unos límites, claro está. Pero no se trata que esta red social, al igual que otras, sean unos ladrones de datos. No. Ellos no realizan nada ilegal. Es más, tú le has dado permiso para dar el tratamiento a tus datos que le dan. ¿Recuerdas eso de "He leído y acepto los términos y condiciones...."? Como todos, dijiste que sí sin haberlo mirado.

Anuncios

Y ahí está el quid de la cuestión. En ese contrato, resumiendo, dice algo como que Facebook hará lo que quiera con tus datos, fotos y resto de información, que te estamos dejando participar de nuestra red social sin pagar nada y de alguna manera hay que compensar. Ah, otra cosa, que nos reservamos el derecho de modificar o cambiar todas estas políticas sin avisar, ¿vale?. Y tú, le dices que vale, porque si no, no puedes registrarte y usar la red. 

Dicho lo cual, si no quieres que Facebook tenga acceso a tu privacidad, déjate de chorradas y, directamente, no lo uses. Y de la misma manera con el resto de aplicaciones o servicios. Asegúrate de leer y entender lo que dice el contrato, y si hay algo que  no te convence, no aceptes los términos y condiciones de uso. #Apps