El avance tecnológico nos sorprende cada día con cosas nuevas. Los #Coches sin conductor ya son una realidad presente. Aun no existen vehículos completamente autónomos, hay prototipos en diversos países que circula sin la intervención de una persona física.

Hay quienes afirman que para el 2020 circularán por las carreteras coches sin ninguna intervención. Según una encuesta realizada por Qíndice para el diario 20Minutos con el asesoramiento dekm77.com , el 48% de las 1000 personas que fueron entrevistadas  piensan que un coche autónomo es igual de seguro que uno convencional. Aun la confianza depende del desplazamiento que se piensa hacer; por ejemplo, el 45,5% se fiaría en estos coches para ir al trabajo, en cambio tan solo un tercio lo harían para llevar a sus hijos al colegio.

Anuncios
Anuncios

El 70% de los entrevistados han oído hablar de estos coches a través de los medios de comunicación. Debido a su coste, 4.000 euros de sobrecoste, tan solo el 23% estarían dispuestos a comprarlos. Independientemente de precio, El 42% afirma que no compraría un coche automático.

En la actualidad, se desconoce el precio que van a tener lo coches automáticos, aunque el hardware que llevará ya está instalado en algunos coches gama alta. Lo que realmente es costoso de estos coches será el software, éste se constituye por programas de reconocimiento e interpretación de imágenes y de toma decisiones en función del entorno. El precio de este software se podrá abaratarse si la confianza en estos productos es elevada y los fabricantes puedan vender grandes cantidades.

Con 2020 como referencia para la salida de estos coches al mercado, los fabricantes europeos se esfuerzan en adaptar estos coches a autopistas y autovías, mientras que Google, la principal marca tecnológica que más información ha dado sobre sus proyectos, se centra en los entornos urbanos.

Anuncios

En la actualidad hay coches que si el conductor no responde, por ejemplo un desfallecimiento, el coche toma las riendas y aparca a un lado. El 80% de los encuestados cree que este aspecto es positivo.

Los coches autónomos están integrados por sistemas de cámaras compuesto por vídeo, radar, láser… este transmite la información a un ordenador, este la procesa y crea un mapa del entorno.

Es bien sabido que a los conductores les satisface conducir, por ello el 47% de los encuetados prefieren conducir que dejar que el coche se controle automáticamente. Tres de cada cuatro encuestados  opinan que ha de ser obligatorio que dentro del coche vaya alguien con el carnet de conducir. #Google #Automovilismo