“La gente que conocemos cambia nuestras vidas. Un amigo, una cita, un romance, o incluso la casualidad de un encuentro puede cambiar la vida de alguien para siempre” reza la descripción de Tinder en su página web.

Más de 10.000 millones de “matches” en total, esparcidos por 196 paises y sólo tienen 16 historias de amor en su tablón. No resulta sorprendente que un reciente estudio de GlobalWebIndex descubra que el 42% de las personas que utilizan Tinder no están solteras, ya sea porque tienen pareja o porque están casados. Sí, también los hay que estando casados utilizan los servicios de Tinder.

Ante tales afirmaciones, Tinder respondió para WIRED que la empresa encargada del estudio “está haciendo suposiciones sin tener acceso a los datos reales de nuestros millones de usuarios a lo largo del mundo”.

Anuncios
Anuncios

Y añaden los hechos, “el grupo de edad más numeroso en Tinder, el que representa más de la mitad de nuestra base entera, es el de 18-24 años, y un 93% de ellos nunca ha estado casado según la Oficina Nacional de Estadísticas del Reino Unido”.

GlobalWebIndex, sin embargo, aclaraba que los datos obtenidos se basan en entrevistas con un panel de más de 170.000 usuarios de internet de todo el mundo. “No son conjeturas, y no son sólo Reino Unido”.

En 2014, la empresa aclaraba a The Guardian que su intención nunca fue crear una plataforma de citas, sino una red social. Actualmente no parece que Tinder tenga intención de lograr ese propósito, ya que hace un año sacaron al mercado Tinder Plus, una versión Premium de su servicio. Según los datos del estudio, acertaron al tomar esa decisión, un 24% de sus usuarios ya paga servicios online de citas.

Anuncios

Entre las novedades de su nuevo servicio, Tinder Plus, se encuentra la característica “pasaporte” que, en caso de que vayas a viajar, te permite seleccionar tu destino antes de llegar a él. El atractivo de este nueva función está en que puedes preparar tus citas incluso antes de estar en el propio destino y puede que… cambiar el destino. 

Ya lo avisa su logotipo, Tinder está que arde#Investigación científica #Apps #Sexualidad