Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois ha enviado datos por unas líneas de fibra óptica a una velocidad de 57Gbps sin experimentar ningún error en el proceso.

El equipo, formado por los estudiantes graduados Curtis Wang y Michael Liu, junto al profesor Milton Feng, ha batido el anterior récord de 40Gbps, establecido por el mismo profesor con otro equipo de estudiantes en el año 2014.

Los investigadores presentaron su innovadora tecnología VCSEL (acrónimo de Vertical-Cavity Surface-Emitting Laser o láser de cavidad vertical de emisión superficial) durante la Exposición y Conferencia de Comunicaciones de Fibra Óptica celebrada esta semana en Anaheim, California.

Anuncios
Anuncios

Ahora pueden transmitirse contenidos de realidad virtual y 4K sin colapsar la red

El equipo explicó que gracias a este nuevo logro, la transmisión de datos de alta calidad es ahora económicamente viable para los proveedores de servicios de #Internet.

Mejor aún, los investigadores también dijeron que su nueva tecnología de transmisión de fibra óptica es superior a la anterior tecnología en condiciones de alta temperatura, un factor que puede ralentizar considerablemente las actuales velocidades.

Esto es muy importante porque los centros de datos, o sitios donde la fibra óptica juega un papel importante, tienen la costumbre de sobrecalentarse a menudo, por lo que siempre necesitan sofisticados sistemas de refrigeración las 24 horas del día.

La nueva tecnología funciona mejor con altas temperaturas, alcanzando velocidades de hasta 50Gbps

Con la capacidad de transmitir datos a más de 50Gbps en entornos de 85 grados centígrados, la nueva tecnología del equipo soluciona un problema que ha dificultado a los proveedores de internet realizar mejoras en sus servicios de banda ancha y fibra óptica.

Anuncios

“Para los centros de datos y uso comercial, te gustaría tener un dispositivo que no necesite refrigerador”, explicó el profesor Feng. “El dispositivo tiene que ser operacional con la temperatura de una habitación y hasta los 85 grados sin que gaste energía ni recursos de refrigeración”.

Aparte de los centros de datos, el profesor Feng también considera que su tecnología es apropiada para la industria aeroespacial, donde se pueden reemplazar los pesados cables de cobre por cables de fibra óptica más rápidos y ligeros que ayudarán a reducir el peso total de las aeronaves. #Investigación científica