Las aplicaciones para móvil no dejan de sorprendernos . No han pasado muchos años desde aquel gusano del  terminal Nokia que llenaba nuestra pequeña pantalla.  A día de hoy existen aplicaciones para casi todo.  Medir nuestras pulsaciones, pedir una pizza o poner a la venta cualquier estorbo que tengamos en el salón de casa son acciones habituales en usuarios de smartphones. 

Por ello el mercado de aplicación ha crecido enormemente y las empresas hace mayores esfuerzos en conseguir una aplicación que destaque, este es el caso de MSQRD.

¿En qué consiste MSQRD?

Tras instalar de forma gratuita esta aplicación, a través de nuestra cámara de móvil podemos vernos con diferentes plantillas donde nuestro rostro adquiere el aspecto de personajes tales como Leonardo Di Caprio, o simular ser un autentico rastafarimn otras plantillas nuestros ojos se agrandan y al abrir brotan lágrimas a chorros hacia ambos lados.

Anuncios
Anuncios

Existen multiples plantuillas cada cuál mas sorprendente. En sus últimas actualizaciones incluyen nuevos personas y la posibilidad de ser dos personas las que aparezcan, intercambiando sus caras con un resultado bastante curioso, ya que podemos gesticular mientras se aplica el filtro.

Tras el éxito de la aplicación, se ha hecho tendencia subir esas fotos o vídeos al instagram ya que famosos como Cara Delevingne o Aless Gibaja han publicado fotos utilizando esta aplicación.

Como todas las aplicaciones tienen un ciclo y luego se diluyen en un mar lleno de miles y miles de #Apps. Quien no recuerda el famoso apalabrados que hizo millonario a un argentino de 27 años.

Tras observar qué aplicaciones tienen más existo, existe un común denominador, las aplicaciones que triunfan son las que permiten la interacción con otros.

Anuncios

Por ello, esta aplicación tiene tanto éxito debido a que permite esos cambios de look tan radicales compartirlos en redes sociales y conseguir la atención del resto del personal, llámense followers.

Podríamos reflexionar sobre éste tema donde el ser humano pese a que dicen que las nuevas tecnologías aíslan y no digo que pueda ser así, necesita relacionarse tanto como respirar.