La figura de este ingeniero estadounidense que nos dejó el pasado sábado a la edad de 74 años, puede que haya pasado desapercibida para muchos que leían los titulares en las noticias del área de Cultural y Sociedad. Pero lo cierto y verdad, es que a Raymond Tomlinson, le debemos que casi la mayoría de todos nosotros hoy, hayamos usado sin saberlo un medio de comunicación primordial, del cual se le considera su creador: el correo electrónico. La que es considerada la primera red social del mundo.

Y es que la introducción en el argot informático del archiconocido símbolo “arroba” @, que prácticamente estaba en desuso se lo debemos a Tomlinson.

Anuncios
Anuncios

Cuando en los años sesenta del pasado siglo, se encontraba trabajando en Bolt Beranek and Newman (BBN), una empresa tecnológica especializada en el desarrollo incipiente de las comunicaciones, y cuyos proyectos estaban financiados por el Pentágono. Su campos de estudio era lograr la interconexión entre ordenadores, la creación del denominado proyecto red ARPA, o ARPANET, mediante en uso de las líneas telefónicas, únicos medios por aquel entonces disponibles. La precursora militar del Internet que todos usamos y conocemos hoy. Uno de los mayores avances en tecnología de la historia.

Este ingeniero, tras graduarse en ingeniería eléctrica en 1963, y perfeccionarse en el instituto Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), entró a trabajar en el programa de comunicaciones militares en 1967.

Anuncios

Hasta que en el año 1971, y poniendo a prueba sus propias teorías y diseños, y sin el conocimiento de sus jefes, fue el artífice del intercambio de mensajes entre varios ordenadores, empleando para ello, el símbolo “arroba” @. Que separaría el nombre del destinatario del correo electrónico del la computadora receptora (servidor).

Para los estudiosos de la Historia de la Ciencia y la Técnica, concluyen que en ese momento, nació el correo electrónico. Sin que nadie, ni el propio Raymond Tomlinson, fueran plenamente conscientes de ello. Como anécdota cabe decir que el primer correo enviado, fueron las letras de la primera línea del teclado: QWERTYUIOP.

Los militares estadounidenses vieron en seguida en el enorme potencial de lo logrado. Y de hecho, continuó ligado a diferentes proyectos del Departamento de Defensa de los #Estados Unidos, así como de varias compañías del sector de la telecomunicaciones, años después, alcanzando diverosos puestos de alta resposabilidad.

Fruto a su gran labor para mejorar la comunicación humana, en 2009 compartió con Martin Cooper, padre de la telefonía móvil, el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, que fue entregado de manos del entonces Príncipe Felipe. #Internet