Hubo un tiempo en el que Yahoo tuvo en su mano la oportunidad de comprar Google, pero no supo ver las ventaja tecnológica que suponía el sistema de búsqueda por algoritmos.

Hoy día ha terminado siendo devorado por el que hoy es su principal competidor, al que por dos veces tuvo la oportunidad de integrarlo en su seno. La primera vez fue en 1998, cuando los fundadores de Google tocaron a las puertas de Yahoo para la creación de su proyecto, que fue descartado con una absoluta falta de visión de futuro, el portal de la compañía era un directorio de páginas Web construido por personas, que se organizaba por temáticas, mientras que el revolucionario método para el que pidieron financiación suponía integrar un automatismo de clasificación mediante un algoritmo que emplea los enlaces como principal valor.

Anuncios
Anuncios

En el año 2002, con #Google ya en marcha tuvieron una segunda oportunidad, no ya de participar en su creación como financiadores y beneficiarios del proyecto, sino como compradores de un buscador que se consolidaba, entre otras razones porque Yahoo comenzó a derivar el servicio de búsqueda a Google desde hacía un par de años, pero la cifra de 5.000 millones de dólares para integrarlo en su portal fue rechazada por el CEO de Yahoo en aquellos días, Terry Semel.

Desde entonces la caída del portal fue proporcionalmente inversa al éxito de Google, y la diversificación de sus actividades ha supuesto una constante pérdida monetaria que ha llevado al cierre de sus oficinas en España, México y Argentina, después de contabilizar unas pérdidas cercanas a los 4.000 millones de dólares en 2015.

Anuncios

Yahoo tiene potencial para seguir siendo un gigante en el mundo de #Internet, su acuerdo con Windows para que las búsquedas de Bing se realicen a través del portal, podría suponer un poderoso aliciente para competir con Google, la popularidad de su correo, que ha pesar de haber sido superado con creces por Gmail, la plataforma social de microblogging Tumblr (en realidad es un potente servicio de creación de blogs con interesantes funciones y una estética impecable) o el servicio Flickr dirigido a fotografía y vídeo, que proporciona un TeraByte de almacenamiento, y en el que se pueden editar fotos y obtener descargas de las mismas en varios tamaños, son poderosos alicientes para atraer a numerosos usuarios.

Pero sin embargo no ha sabido dotar a todos estos servicios de una características para competir abiertamente con otros como Instagram, Twitter o el portal de blogs de Wordpress.com. Ahora se enfrenta a la tesitura de potenciar estos servicios y su portal de búsquedas, para comenzar una etapa de crecimiento o desaparecer, la solución final puede ser la venta de la compañía para afrontar su reestructuración. 

#Empresas