Antes de empezar os mostramos los dos primeros tomos de esta sección de construcción:

Tomo 1

Tomo 2

Aglomerantes.

Los aglomerantes son materiales que, al mezclarse con agua, se vuelven pastosos, se solidifican con mayor o menor rapidez y adquieren rigidez. Se utilizan como medio de unión o ligazón entre otros materiales formando una masa llamada mortero.

Los aglomerantes más importantes son:

  • Yeso. Mineral blando de color blanco que se tritura con máquinas hasta convertirlo en polvo fino y se cuece en hornos para eliminar el agua. Hay tres clases comerciales de yeso:
    • Yeso negro. Es basto, de color grisáceo y tiene muchas impurezas. Se utiliza en obras que no necesitan acabados vistosos.
    • Yeso blanco. Es de color blanco y tiene pocas impurezas. Se emplea para enlucir o recubrir paredes y techos.
    • Escayola. Es un yeso más fino y de mayor calidad. Se utiliza en la fabricación de molduras, placas y estucos para el recubrimiento de paredes y techos.
  • Cal. Material que se obtiene calcinando rocas calcáreas. Además de como aglomerante, se usa para pintar fachadas o fabricar ladrillos.
  • Cemento. Es el aglomerante más utilizado y existen varios tipos: siderúrgico, alumínico, puzolánico, pero el más utilizado es el cemento de Pórtland, mezcla de caliza y arcilla cocida en hornos rotativos y pulverizada.

Hormigón:

El hormigón es una mezcla de áridos, agua y aglomerante.

Anuncios
Anuncios

Los áridos forman el entramado del hormigón al quedar unidos en el interior de la masa una vez fraguado el aglomerante con el agua.

La resistencia del hormigón está determinada por su mayor o menor grado de compactación. Un hormigón es más compacto cuantos menos huecos existan entre los granos de los áridos que forman su masa; por ello se emplean áridos de distintos grosores para que los granos más finos rellenen los huecos que quedan entre los granos más gruesos. En un hormigón compuesto por cemento, agua, arena y grava, los granos de arena rellenan los huecos que hay entre los granos de grava.

Antes de fraguar; el hormigón es un material que se adapta con facilidad al molde o recipiente que lo contiene.

En construcción, el hormigón se vierte antes de fraguar en unos moldes, llamados encofrados, con los que se fabrican placas y pilares.

Anuncios

#Crisis