INTEL pone fin a una larga tradición de incluir una serie K en sus nuevos microprocesadores.

Antes de nada ¿Qué es la serie K?

La serie K dentro de las diferentes arquitecturas que se encuentran en INTEL hace referencia a una remesa especial de microprocesadores pensada exclusivamente para GAMER entusiastas que les encanta sacar el máximo rendimiento a su equipo y le realizan la técnica de overclocking a su equipo ganando así pues en la gran mayoría de los casos un rendimiento excelente.

(Recordemos que la técnica de overclocking se modifica los valores de fábrica del procesador e incluso los voltajes de la placa base para sacar algunos mhz o incluso GHZ a nuestro equipo.)

En otras palabras aumentan la velocidad de reloj del microprocesador.

Anuncios
Anuncios

Comunmente los procesadores tienen una garantía y si están expuestos a este tipo de técnicas esta garantía queda rota, la serie K de procesadores permiten exprimir hasta cierto punto el overlocking del procesador sin perder esta garantía, garantizando así a los entusiastas cruzar los límites que supone muchas veces el hardware.

¿Entonces Intel que bloqueara?

El gigante Americano de microprocesadores nos expone en un comunicado oficial que retirara la posibilidad de overcloking en sus gamas de microprocesadores cuya serie no sea K.

Quieren tomar esta medida para asegurar que los procesadores tengan un correcto funcionamiento.

DECÍAN que con la arquitectura Skylake se podría realizar OC

Una estrategia para embolsarse más dinero por parte de INTEL, ¿Por qué Intel vendería una seria no-k con los parámetros de fábrica desbloqueados?, ahí está la cuestión, se dieron cuenta que a la mayoría de los usuarios les daba igual perder la garantía porque además dichos usuarios sabían que no romperían su equipo, por ello han decidido que los usuarios que quieras realizar algún tipo de OC en sus procesadores tendrán que pagar a la fuerza no dejando posibilidad alguna de realizar OC a los procesadores que no pertenezcan a la serie K.

Anuncios

Por ahora el cambio sera progresivo e irán cambiando poco a poco el código de los procesadores para limitarlos, por ahora se han puesto en contacto con los fabricantes de placas base para que hagan los cambios pertinentes en las BIOS de sus productos. #Internet #Investigación científica #Windows