#Google parece que ha decidido dar una vuelta de tuerca a la decisión de bloquear todas aquellas aplicaciones, que de una forma u otra , en la plataforma PlayStore de #Android bloqueaban la experiencia de usuario y el acceso de una forma simple y sencilla a la aplicación en concreto. Esta decisión ha supuesto que Google ya no bloqueará estas aplicaciones que se encuentran en la PlayStore.

Esta decisión ha sido aceptada por todos los usuarios de aplicaciones de la PlayStore y por personas que defienden la libertad de navegación puesto que supone que Google , frente al comunicado que había hecho de querer bloquear estas aplicaciones que ayudaban a navegar de forma mucho más clara y sin tener que muchas veces cerrar anuncios que claramente bloqueaban la experiencia en la web. Esta decisión de Google viene después de que se conocieran los altos ingresos que tiene Google por el uso de publicidad, prácticamente siendo este un 60% de sus ingresos por la PlayStore en el año 2015.

Anuncios
Anuncios

Era conocido que Google había puesto el grito en el cielo a estas aplicaciones que al bloquear directamente el ad en concreto no suponía un ingreso para la aplicación bloqueada y por tanto para Google. Cuando Google sacó está noticia varias celebridades del mundo tecnológico, incluso empleados de Google criticaron duramente la decisión del gigante tecnológico puesto que recordaban que lo que tenían que realizar es un nuevo protocolo para controlar el uso intrusivo en algunas #Apps de la publicidad  que hacían que los usuarios hiciesen uso de estas aplicaciones y que no se actuará en el mismo.

Recordad que en la Apple Store este tipo de aplicaciones no existen puesto que todas las aplicaciones tienen que pasar un control por parte del equipo de Apple para ajustarse a los patrones que estos proponen, por lo que podemos observar que toda publicidad existente en la Apple Store no lo hace de forma intrusiva.

Anuncios

También recordad el alto precio que supone ser un desarrollador iOs frente a un desarrollador de Android ya que hay que pagar una cuota para poder hacer uso de la PlayStore o de la Apple Store.