Como ya viene siendo costumbre anualmente #Android no para de crecer y aún menos se da por vencido, por eso este año llega fuerte con su nuevo sistema operativo ya disponible en más de 1000 millones de terminales. Os hablo del nuevo Android N.

Esto está generando una pequeña aglomeración en la venta de unidades debido a la saturación, y esto puede hacer que las nuevas actualizaciones tarden más de lo previsto. Ya están empezando también a aparecer los primeros terminales de marcas poco convencionales que lo traen instalado de serie y esto podria ser una golpe duro para los fabricantes de terminales de grandes marcas.

Los desarrolladores de este sistema operativo buscan dejar por zanjados errores del pasado además de seguir como líder en este mercado.

Anuncios
Anuncios

Otro de los principales objetivos es poder satisfacer las necesidades, cada vez mayores, de los usuarios que demandan una buena experiencia de uso tanto en smartphones como tablets.

Como ya sabemos este sistema es el más requerido por los usuarios. Esto implica, que debido a los disparatados precios que en ocasiones encontramos en muchos móviles de marcas importantes, solo un puñado de marcas conocidas consiga aumentar las ventas. Además como estamos viendo diariamente otro contra es el acelerón que ha generado Windows.

Uno de los objetivos principales que persiguen con este nuevo sistema es que tarde o temprano consiga la gran acogida que se esperaba en el sector de las tablets, ya que de primeras no ha sido tan buena como se esperaba.

De todas las características a destacar una de ellas es el nuevo modo multiventana destacando el ajuste inteligente que presentan las pestañas.

Anuncios

Aún siguen buscando, como se hizo con Lollypop y Marshmallow, una mayor personalización para los que adquieran terminales con estos sistemas operativos, así como una mayor capacidad de trabajo consumiendo lo mínimo posible. Podemos decir sin duda que Android N sigue en esta onda, está por ver el éxito que pueda tener, aunque el pronóstico es bueno sin duda alguna.