¿Te gusta el picante? Si te gusta, ¿hasta qué punto?

En 1912, un químico, llamado Wilbur Scoville, desarrolló una escala para medir el picor de los diferentes tipos de pimientos. Hoy, #Google le ha dedicado su doodle a este químico estadounidense, como motivo del 151 aniversario de su nacimiento.

Creó este procedimiento mientras trabajaba en la farmacéutica Parke-Davis. La técnica es muy sencilla, consiste en diluir el pimiento en agua con azúcar. Cuanto más picante sea, más dilución se necesitará. Esto dio lugar a la llamada escala "Scoville" o SHU en inglés. La fórmula es muy útil para saber el grado de picante de guindillas, pimientos, chiles y jalapeños.

Anuncios
Anuncios

Se mide el grado de la llamada capsaicina, componente químico que da lugar a una sensación fuerte de ardor en la boca. Los jalapeños alcanzan entre 2500 y 8000 unidades de picor, la cayena entre 30.000 y 50.000 unidades. En la parte más alta de la tabla se encuentra el famoso chile habanero, que tiene un mínimo de 300.000 unidades de picor. Este es un alimento muy conocido en la cocina mexicana y  que no todos poseen las agallas suficientes como para probarlo.

En el número uno se encuentra el denominado "Carolina Reaper", que procede de Carolina del Sur. Posee entre 1.150.000 y 2.220.000 SHU. Es el chile más picante del mundo.

Sin embargo, esta escala no es exacta. Prueba de ello son los pimientos del Padrón, porque como en España se dice "algunos pican y otros no". Quizás el fallo de la escala se encuentra en el modo en el que se realizó, puesto que cinco personas fueron las que comprobaban si los #Alimentos picaban o no.

Anuncios

Aquí se encuentra el error, ya que está demostrado científicamente que el sentido del gusto es muy subjetivo. Hoy en día se utilizan procedimientos más precisos, como el método "Gillet".

Si ayer Google nos sorprendía con el doodle de Lola Flores, hoy lo hace con Wilbur Scoville. Buena labor de el buscador más conocido en la red, que lo parezca o no, todos los días nos enseña algo nuevo. Los amantes del picante que hoy conocieran esta escala, seguro que intentarán comprobar su certeza. También hay que decirlo, valiente el que se atreva con los Carolina Reaper.