La marca japonesa Sony no pasa por sus mejores momentos. Sus cuentas llevan un par de años sin encajar y esto ha llevado que se replantee la situación de su empresa y comience a ver la manera de reducir gastos y aumentar los beneficios. En la actualidad la marca solo posee dos departamentos que le den beneficios: Playstation y su departamento fotográfico. El resto de departamentos sufren continuas caídas en ventas e ingresos, hecho que está provocando que la marca se encuentre reestructurando su plan de negocio para evitar caer en la banca rota.

El año pasado ya fue su división de ordenadores la que se emancipó de la marca matriz, convirtiendo a VAIO en una marca independiente que incluso lanzó su primer smartphone, compitiendo directamente con su empresa madre.

Anuncios
Anuncios

Hay que recordar que los ordenadores VAIO eran famosos por su buena estética y diseño, algo que hacía que su precio fuera un poco más elevado de lo habitual, lo que a la larga se ha demostrado que no era del todo beneficioso. Su popularidad fue tal que incluso Steve Jobs se planteó que estos pudieran llevar en su interior el sistenam operativo de Apple, OSX.

En esta ocasión la que se separa es la división encargada de su producto estrella, Playstation. La nueva empresa pasará a llamarse Sony Interactive Entertainment y juntará en ella todo lo relacionado con Playstation: Software, hardware, servicios online, servicios cloud, etc. Es decir, que la nueva empresa se encargará de trabajar y explotar todo el mundo de los #Videojuegos de Playstation. Hay que recordar que Playstation es actualmente la mejor marca de videojuegos a nivel mundial, o al menos se trata de la plataforma 'gamer' líder en ventas a nivel global.

Anuncios

A diferencia de VAIO, y como se puede ver en su nombre, Sony Interactive Entertaiment será una empresa independiente de Sony, pero no estará separada en totalidad. Más bien, estamos hablando de una decisión empresarial que ha decidido separar uno de los pocos negocios que le es rentable a Sony para que este no se vea afectado por el escaso rendimiento de otros departamentos.