Definitivamente han sacado un terminal que cambia un poco las expectativas, en comparación con otros móviles del mercado. Os estoy hablando del nuevo Oukitel K10000, que resalta debido a su diseño y, lo más importante, sus 10000 mAh de batería. Podríamos decir que se trata de un terminal de grandes dimensiones que como ya hemos dicho cambiaría el pensamiento de 'para qué sirve un móvil'.

Empezando por el diseño han cogido algo negativo para el resto de dispositivos actuales, y es que cuenta con 1,4 centímetros de grosor y 316 gramos de peso. Es un móvil el doble de grueso y pesado que a lo que estamos acostumbrados en la actualidad. 

Han conseguido aprovechar estas dimensiones para conseguir un estilo especial y convertirlo en un terminal tanto por los materiales de metal, como por ejemplo la placa marcada con tornillos con un estilo agresivo junto con otra placa con un toro hecha con triángulos.

Anuncios
Anuncios

El precio sobre el que ronda este terminal esta en torno a unos 174 euros, que en comparación con otras marcas de móviles, este precio está muy por debajo.

En cuanto a la pantalla, cuenta con 5,5 pulgadas y una resolución HD, es decir 1280 x 720 pixeles que podría parecer algo corta, pero cumple con los requisitos.

En cuanto al elemento más destacable de este dispositivo, su batería, podremos decir que 10000 mAh dan para mucho. Para que se hagan una idea, en un periodo de una semana solo se descargaría 2 veces, dando en 1 descarga 14 horas de pantalla encendida y en la segunda 15 horas, lo cual es entre 3 o 4 veces el común de los móviles #Android, además del resto de aplicaciones que se estén ejecutando.

Algo que está bastante bien es que puede utilizarse como "Power Bank" y un poco para poneros en situación, imaginaros que después de un día y medio de uso te queda el 60% de batería restante, fácil de calcular si es de 10000 mAh.

Anuncios

Mediante un accesorio que viene incluido, ya que tiene soporte OTG para poder cargar otros móviles, si tuviéramos otro terminal sin batería podríamos conectarlo a nuestro Oukitel y cargarlo al 100%, y aun  así nos quedarían 3000 mAh para seguir trabajando con nuestro móvil otro día completo. 

Otra característica de esta enorme batería es el tiempo de carga. En este caso tendremos que cargar 10000 mAh, que es prácticamente el triple de los dispositivos actuales, lo que tardaría unas 5 horas y media en una carga completa.

En cuanto al rendimiento del dispositivo este móvil trae un procesador MTK 6735, el típico Mediatek de la gama media con una arquitectura de 64 bits, junto con 2 Gb de memoria RAM. El rendimiento de las aplicaciones nativas es muy bueno, aunque en cuanto al rendimiento en los juegos no es el mejor, no obstante no se puede decir que sea para nada malo. Sobre la memoria interna tiene 16Gb expandible mediante tarjeta microsd pero solo hasta 32 Gb más. 

Sobre el software trae Android 5.1 que no está nada mal y que en cuanto a fluidez va bastante bien.  #Apps