No es una tecnología nueva, es más, estamos hablando de una tecnología que se creó hace más de 20 años y fracasó de forma estrepitosa. Estamos hablando de la realidad virtual, esa tecnología que nos promete percibir como realidad algo que no existe.

Pero llegó la segunda década del siglo XXI y la realidad virtual resurgió de sus propias cenizas, y parece que esta vez para quedarse. El gran aumento de la potencia informática y de las resoluciones a las que se graba y reproduce ha provocado que esta realidad virtual encuentre el camino para demostrar todo su potencial.

La marca más conocida y con mayor despliegue publicitario que trabaja en la realidad virtual es Oculus, con su novedoso casco Oculus Rift.

Anuncios
Anuncios

Pero no es la única, ya que parece que todas las grandes marcas quieren tener su parte del pastel, puesto que muchas de ellas han lanzado al mercado o van a lanzar próximamente su alternativa para consumir este tipo de contenidos. Las #Samsung Gear VR, las HTC Vibe o las Playstation VR son algunos ejemplos. 

La realidad virtual busca traer experiencias reales a nuestras vidas sin tener que movernos de casa. Las experiencias creadas por ordenador están muy bien, pero la gente busca experimentar cosas lo más reales posibles y el mundo de la tecnología se ha puesto manos a la obra para ello. En la feria de tecnología CES 2016, celebrada en Las Vegas, hemos podido ver que las cámaras capaces de grabar vídeos en 360º han despegado y ya no es necesario unir varias cámaras y luego editar las imágenes con programas especiales.

Anuncios

En la actualidad, cámaras como la Kodak SP360, la Nikon KeyMission 360, la 360 Fly, la Giroptic 360cam o las propias Cardboard de #Google nos permitirán grabar nuestras vidas en 360º para poder revivir nuestras experiencias una y otra vez como si estuviéramos allí, o bien compartirlas para que otras personas sientan que las están viviendo con nosotros. 

2016 está destinado a ser el año en el que la realidad virtual se asiente como una alternativa en el consumo de contenidos audiovisuales. Facebook y Youtube ya se han puesto manos a la obra y han adaptado sus plataformas de vídeo para que podamos subir, compartir y reproducir contenidos de realidad virtual de manera fácil y sencilla. Experiencias tales como pilotar un caza desde la comodidad de nuestras casas son hoy posibles gracias a esta ciencia.

¿Te imaginas vivir el próximo clásico como si realmente estuvieras en el estadio? Puede que para la próxima temporada puedas hacerlo.