Si posees un equipo trabajando bajo la última generación de procesadores Skylake de Intel y utilizas #Windows 7 o Windows 8 deberías plantearte actualizar definitivamente a Windows 10 en el proximo año y medio, pues es el tiempo que #Microsoft garantiza su soporte para esta familia de procesadores en dichas versiones de Windows.

La fecha clave para Microsoft es el 17 de Julio de 2017, llegada la cual, tan solo las actualizaciones más importantes o críticas serán soportadas para dichos sistemas. Y eso no es todo, Microsoft afirma que la futura generación Kaby Lake (Intel), Qualcomm Snapdragon 820 y Bristol Ridge (AMD) solo van a tener soporte oficial para Windows 10. 

Esta medida, que parece no haber agradado a muchos, tiene un objetivo muy claro, forzar a los compradores de equipos nuevos a que lo hagan con Windows 10.

Anuncios
Anuncios

A día de hoy, gran cantidad de empresas adquieren equipos nuevos con sistemas operativos antiguos, por norma general Windows 7,  para evitar incompatibilidades con sus programas de gestión o la necesidad de crear nuevos ritmos de trabajo y modificar la estructura lógica de sus negocios.

De hecho, tras haberse registrado más de 200 millones de actualizaciones a Windows 10, tan solo el 10% de ellas corresponden a un entorno empresarial, aunque la cara buena de la moneda es ofrecida por las estadísticas tomadas por Microsoft, que afirma que más del 70% de sus clientes en entornos de empresa han comenzado la migración al nuevo sistema, que recordemos, fue lanzado el 29 de julio de 2015. 

Para todos aquellos que deseen exprimir al máximo sus equipos Windows 7 y Windows 8 es interesante recordar las fechas límite de soporte que han marcado desde Redmond.

Anuncios

Windows 7 será soportado hasta el 14 de enero de 2020 y Windows 8.1 hasta el 10 de enero del año 2023. No obstante, es recomendable actualizar cuanto antes a la última versión para obtener la máxima protección ante las nuevas amenazas, pero sobre todo, mejor compatibilidad con el nuevo hardware que está por venir y el aprovechamiento de las nuevas características en cuanto a procesadores.

Así que si eres uno/a de esos indecisos, todo parece indicar que a la larga, tu mejor opción pasa por Windows 10.