En el imaginario colectivo tenemos muy presente los problemas de la soledad y la alta tasa de suicidios que predominan en los países asiáticos. Lo cierto es que la tendencia en estos países se está reduciendo. Si atendemos a la última tabla elaborada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2012, podemos ver que Guyana, el país con el ratio más alto, se encuentra en América del Sur. Si es bien cierto que Japón siempre ha sido mencionado al hablar de estos datos, año tras año desciende posiciones, y ahora mismo ocupa el puesto 17. Es Corea del Sur donde este problema no solo se mantiene, sino que aumenta, siendo el único país de los quince primeros de la lista que podríamos considerar una notable potencia económica.

Anuncios
Anuncios

El contexto entre Corea del Sur y Japón es muy similar: asfixiantes horarios laborales, presión económica y familiar, vida conyugal insatisfactoria, discriminación, marginalidad y soledad. ¿Cómo es qué Japón está logrando reducir este desolador dato? Evidentemente hay muchas razones que poner sobre la mesa, pero una de ellas es el esfuerzo tecnológico que están invirtiendo para ello. Uno de los últimos inventos nipones es Gatebox, una asistenta virtual generada por holografía.

 

La compañía creadora, vinclu Inc., abrió sus puertas en el año 2014 con su producto Ayatori, un accesorio telefónico que te ayuda a encontrar pareja yendo por la calle en función de tus aficiones. En su empeño de terminar con la soledad que el japonés medio (hombre) sufre cada día, vinclu diseño a Azuma Hikari, un holograma femenino que hace de asistenta del hogar y compañera.

Anuncios

No podemos obviar un nuevo invento cuyo punto de partida es denigratorio para las mujeres: el diseño del personaje, el concepto ama de casa/acompañante y la falta de un modelo masculino también en su versión inicial; siguen mostrando las pautas que rigen este mundo machista, donde la mujer no ostenta los mismos privilegios y el respeto del que goza un hombre, y es visa como un objeto (siendo este caso paradigmático). Algo que en Asia todavía está muy asentado. En la misma web del producto se habla de Azuma como una “esposa que trabaja duro, capaz de reconocer el comportamiento del esposo (usuarios)”. 

Centrándonos en el invento, Gatebox ha sido definida por la compañía como “el primer robot de comunicación holográfica del mundo”. Azumi es capaz de hablar con el usuario, despertarle por las mañanas, darle las buenas noches. El programa también está diseñado para conectar todos aquellos componentes del hogar que funcionen vía web, lo que se denomina tecnología IoT. Esto permite que Azumi te encienda la televisión, programe un baño (si tienes una ducha de alta tecnología) o te advierta sobre el tiempo.

Anuncios

Además, vinclu está trabajando en mejorar la inteligencia artificial para lograr una comunicación más natural y fluida. Y esto es lo que diferencia a Gatebox de otros productos similares que ofrecen lo mismo: un personaje “real” al que podemos ver y con el que podemos interactuar.

La salida al mercado está prevista para finales de este año mediante compra por anticipado vía crowfunding. Su éxito internacional todavía es una incógnita, pero en Japón ha despertado muchas expectativas (al menos en el sector masculino). #Hipoteca #Google #Internet