Antes de 2001, las enciclopedias costaban mucho, en todos los sentidos: eran caras, no se podían llevar a todos sitios (por el peso, el tamaño y debido en menor medida a que habitualmente se componían de numerosos tomos), había que talar árboles para hacerlas y aún así no te aseguraba una información actualizada ya que rápidamente se quedaban desfasadas. Desde su fundación no ha hecho más que crecer, desde el origen de la palabra 'wiki' que en hawaiano significa 'rápido, veloz', hasta hoy, cuando se necesitarían 16 años sin dormir sólo para leer todos los artículos en lengua inglesa.

Estamos de enhorabuena, el gigante de la información cumple quince años.

Anuncios
Anuncios

Si nos remontamos a cómo era la tecnología en esa época (2001), recordaremos casi con nostalgia el sistema operativo Windows XP, las salas de chat, el "Messenger", los móviles con carcasas intercambiables... una época incierta que para nada previó el "boom" tecnológico en el que ahora nos encontramos inmersos y en donde la gente es acompañada permanentemente por un smartphone o teléfono inteligente que nos permite entre otras cosas: estar localizados, conocer el callejero de cualquier parte del mundo, así como la combinación más adecuada para llegar de un punto a otro en el menor tiempo posible; se acabaron los despertadores, las linternas, las agendas, los calendarios, los relojes de muñeca... siempre hay excepciones, pero, una cosa es cierta, a medida que pasa el tiempo los avances tecnológicos más sofisticados reducen el tamaño y la durabilidad de la batería, sin embargo el precio no hace más que aumentar.

Según un estudio efectuado con el objetivo de establecer la fiabilidad de este gigante de la información afirma que, si bien en este momento la Wikipedia tiene más errores que la Enciclopedia Británica, llegará un punto en el cual la Wikipedia (si no lo ha hecho ya, dado que este estudio solo comparaba la información científica) superará en información contenida en cualquier tipo de obra de consulta y con un índice más bajo de errores. La fiabilidad de la enciclopedia 'quinceañera' no es del 100%, pero si se hace buen uso de ella, se puede uno acercar a la información requerida con una cierta seguridad.

Anuncios

#Internet #Globalización