Jugar durante horas a cualquier videojuego tiene consecuencias directas sobre nuestro cerebro y así lo han demostrado diversas investigaciones en las que se han estudiado las reacciones de diversos jugadores que, tras largas sesiones de diversión, aún mantienen en su mente el recuerdo y la acción de los distintos estímulos a los que ha sido sometido.

En este sentido es común aludir a los grandes adictos al Tetris, algunos de ellos casi profesionales, quienes continúan viendo llegar piezas geométricas tras retirar la vista del juego. Del mismo modo, muchos aficionados a los juegos de acción mantienen en su mente las explosiones, la música y los diversos tipos de efectos sonoros mucho después de haber abandonado la partida.

Anuncios
Anuncios

El estudio realizado por la universidad inglesa de Nottingham Trent habla de una sensación denominada GTP o game transfer phenomena y se fundamenta e el análisis de las experiencias de 155 jugadores que relatan sus sensaciones a través de Internet. Estos aficionados aseguran fusionar en algunas ocasiones el mundo real y el virtual de forma que, a un nivel auditivo, los estímulos continúan mucho después de haber apagado la consola e, incluso en numerosas ocasiones, los afectados se quedan con la sensación de no haber apagado nunca el aparato.

En muchos casos, distintas situaciones vividas de forma cotidiana y sin ninguna repercusión para otras personas, traen recuerdos y sensaciones relacionadas con los juegos para las personas que experimentan el síndrome GTP. Los investigadores señalan el caso del jugador que aseguraba oír el sonido que alerta de la presencia de monstruos en el juego Silent Hill cuando el sol caía cada tarde.

Estas interesantes experiencias compartidas por los aficionados a los #Videojuegos son una oportunidad de gran utilidad para entender los sistemas de funcionamiento del cerebro y las fórmulas de asociación del mismo.

Anuncios

Por otra parte, se trata de una prueba veraz de la alta capacidad de inmersión de los jugadores, así como la gran calidad de desarrollo de los propios juegos capaces de involucrar al máximo a los usuarios. #Enfermedades #Calidad de vida